Mikhail Fridman, máximo accionista de DIA

Fridman pide una prórroga en la opa sobre DIA

stop

Letterone extiende el plazo de aceptación una semana, hasta el 30 de abril, para que los accionistas decidan si venden sus acciones a 0,67 euros

Barcelona, 17 de abril de 2019 (18:08 CET)

Mikhail Fridman necesita más tiempo para poder hacerse con DIA. Letterone ha comunicado un cambio en la fecha marcada en rojo para terminar su opa (23 de abril) sobre la cadena de supermercados. Ante la poca aceptación de su plan (4,64%), el magnate ruso ha extendido el periodo para que los accionistas digan  hasta el martes 30 de abril. 

Así, desde el fondo de Fridman con base en Luxemburgo han anunciado que toman esta decisión "para que los accionistas de DIA dispongan de más tiempo", con el objetivo de "maximizar la aceptación de la opa".

Fridman, máximo accionista de DIA con el 29% de la compañía, necesita convencer al 35,5% de los accionistas para que le vendan sus títulos, pero el precio que ofrece a cambio ha despertado muchas críticas. 

Este malestar se ha traducido en que, a cierre del día 16 de abril de 2019, los miembros del mercado habían comunicado que el a la opa había sido suscrito solo por el 4,64% de los accionistas.

Ante esta situación, los hombres del magnate ruso, Stephan Ducharme y Sergio Dias, aseguraron a los analistas dos cosas: su seguridad para atar el 35,5% de las acciones para la opa en su road show y su posicióm contraria a subir el precio.

No obstante, ya hay un grupo de accionistas que se ha revuelto contra Fridman y ha anunciado públicamente su no a la opa. Uno es el empresario portugués Luis Amaral, propietario de la cadena Eurochash y dueño del 2% de DIA, y otro es la Asociación de Defensores de DIA (AADD), que tiene el 3% de la cadena de supermercados.

Fridman advierte a los accionistas

Letterone ha aprovechado la ocasión para explicar que "existen riesgos significativos para todos los accionistas si no se cumple el nivel de aceptación mínimo de la opa".

En un comunicado, explican que en el caso de que la condición del nivel de aceptación mínimo de la opa no se cumpla, el consejo de administración de DIA podrá verse obligado a "adoptar medidas severas en relación con su situación financiera". Algunos de los ejemplos que se detallan son "la declaración de concurso o la capitalización de la deuda bancaria por parte de los bancos".

"Los accionistas que decidan no vender sus acciones en la opa aumentan el riesgo de que no se cumpla la condición de aceptación mínima", explican desde Letterone, que añaden que "si la condición del nivel de aceptación mínimo no se cumple, la opa quedará sin efecto".

Con todo, Letterone mantiene su posición sobre DIA. Cree que la compañía "tardará varios años en potencialmente ofrecer resultados positivos" y aseguran que no se comprometen a mantener "la anterior política de dividendos" para este año y los siguientes.

Agradecimientos al consejo de DIA

En este contexto, Letterone ha valorado positivamente el informe favorable respecto a la opa que emitió el consejo de administración. En el informe, publicado el pasado 9 de abril de 2019, se especificó que todos los miembros venderían sus acciones, así como la autocartera de la compañía. 

La resolución del consejo, en la que se reconoce que la opa es la única alternativa existente para todos los stakeholders de la compañía, adelantó un deterioro significativo en el desarrollo del negocio en el primer trimestre de DIA, con un crecimiento negativo like-for-like del 4,3%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad