Stephan DuCharme, presidente de la primera cadena de distribución en Rusia. EFE

DIA: Fridman inicia el 'road show' con los fondos para asegurar la opa

stop

Los hombres de Fridman se reúnen desde el jueves con los fondos y advierten de que la posibilidad de subir el precio de la opa no está sobre la mesa

Barcelona, 05 de abril de 2019 (04:55 CET)

Los hombres de Mikhail Fridman dejaron varias cosas claras a los analistas. La primera fue su firmeza ante sus condiciones en la opa por DIA: no subirán el precio de su oferta ni cederán ante la banca en sus peticiones más importantes (aplazar los vencimientos de deuda hasta 2023). Pero ante todo, Stephan Ducharme y Sergio Dias, quienes ya conocen a fondo la cadena de supermercados, se mostraron confiados en reunir los suficientes apoyos para sacar adelante su oferta.

En la reunión mantenida en la sede del despacho de abogados de Pérez Llorca, asesores legales de Letterone, Ducharme y Dias anunciaron que ayer, jueves, empezaba su road show ante diferentes accionistas, para convencerles de que su plan es la mejor salida para la cadena de supermercados. Ambos se mostraron confiados en que Fridman conseguirá sumar a su 29% de acciones otro 35,6% de títulos adicionales que todavía no controla, tal y como le obliga la ley de opas. 

Los hombres del magnate ruso consideran que tanto los inversores institucionales como los últimos que entraron en el capital de DIA no tendrán ningún inconveniente en vender sus acciones, ya que el precio que ofrece Fridman, de 0,67 euros por acción  — equivale a valorar en 296 millones la parte de la compañía que no controla — , es superior a lo que muchos de estos accionistas, fondos de inversión en su mayoría, compraron títulos de la compañía.

Un ejemplo es la gestora francesa Boussard & Gavaudan, que desde el pasado viernes no ha dejado de comprar acciones de la cadena de supermercados. Tiene ya en su poder más de 20 millones de acciones de la compañía, que equivalen al 3,6% del capital. Todas sus compras se han realizado por debajo al precio de la opa, por lo que el éxito de la operación está garantizado. 

Otro es Credit Suisse, que tiene el 2,25% de DIA. El banco suizo solo realizó sus primeras compras, el 8 y el 11 de febrero, a un precio superior a la opa. Pero el resto de operaciones, ejecutadas en siete bloques, tal y como aparece en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se hicieron a un precio inferior. 

A continuación, de acuerdo a los registros de Bloomberg, aparecen los accionistas de DIA por debajo del umbral mínimo necesario para notificar la posición a la CNMV.  En este grupo están Vanguard Group, Blackrock o Lsv Asset Managment, quienes previsiblemente decantarán su posición en función de la opinión que emitan los proxy advisors —ya apoyaron en su mayoría a Fridman antes de la junta de accionistas —durante el periodo de aceptación, fijado hasta el 23 de abril.

Fridman también confía en el visto bueno de parte de los accionistas minoritarios, tal y como observó en la junta de accionistas. Pese a que muchos de ellos saben que venderán con minusvalías (compraron a 3 y 4 euros la acción), son conscientes de que si no sale adelante la opa de Letterone el desenlace puede ser fatal, con la solicitud del concurso de acreedores y el desplome definitivo del valor de las acciones.

Los obstáculos para Fridman

Fridman sí tendrá más complicado convencer a dos bloques: los contrarios a su oferta y los reacios. En el primer grupo, compuesto por aquellos que se oponen totalmente a su propuesta, está la Asociación de Defensores de DIA (AADD), que suma el 3% de las acciones de la compañía y aglutina a cerca de 300 accionistas. Esta asociación, liderada por el empresario Rafael del Castillo, no abandona su plan de lanzar una alternativa a Letterone.

El otro es el empresario portugués Luis Amaral, dueño de la cadena de supermercados polaca Eurocash y del 2% de DIA. Amaral, quien controla su paquete accionarial a través del family office Western Gate, domiciliado en Curazao (Antillas Neerlandesas), ya explicó que la oferta pública de adquisición voluntaria de Letterone “merma el valor de las acciones de DIA”. 

Más fáciles serán de convencer los miembros de la Sindicatura de Accionistas. Aquí se muestra más dispuesto el empresario francés Gregoire Bontoux, quien tiene la mayor parte de las acciones a través Naturinvest (2,94%), su vehículo de inversión luxemburgués. La otra parte de esta alianza, ya extinta, es el empresario Pedro Gómez-Pablos, que tiene un porcentaje mucho menos significativo. 

Fuentes cercanas a la sindicatura aseguran a este medio que la postura de Bontoux y Gómez-Pablos es abstenerse y esperar a ver qué grado de aceptación tiene la opa de Fridman, que se inició este lunes. Las mismas fuentes inciden en que será muy importante saber si este plazo se extiende durante dos meses más, posibilidad que está contemplada en la legislación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad