Aspecto de las instalaciones Nissan del centro de la Zona Franca de Barcelona

Nissan manda a los trabajadores a casa por el bloqueo

stop

El fabricante japonés da permiso a los empleados de la planta de Zona Franca y Sant Andreu tras la huelga en el centro de componentes de Montcada

Barcelona, 06 de mayo de 2020 (16:35 CET)

Nissan reacciona ante la huelga de su plantilla y manda a casa a los trabajadores de la fábrica de la Zona Franca. El paro indefinido se convocó el 4 de mayo en las tres plantas de la firma japonesa en Cataluña: Zona Franca y sus satélites en Sant Andreu y Montcada. No obstante, solo fue secundado por la plantilla de Montcada en una estrategia de los sindicatos para paralizar la producción con el menor daño económico para ellos.

El objetivo era paralizar la fabricación de un pedido de 1.700 pick up ​que la empresa arrastra con Mercedes. Se consiguió sin cerrar el centro principal debido a que en Montcada se fabrican componentes imprescindibles para ensamblar el modelo. Cuando la planta madre se quedó sin stock, Nissan se vio obligado a mandar a los trabajadores a casa con un permiso retribuido.

A cambio, los empleados de las plantas que no siguieron el paro crearon una caja de solidaridad para la plantilla de la fábrica de Montcada. 

De este modo, el comité de empresa logra el objetivo de paralizar la producción de las 1.700 Mercedes Clase X que el centro catalán ensambla para el fabricante alemán. Además, el parón de la fábrica de piezas también supondrán un prejuicio para Renault, pues la instalación elabora una quincena de componentes para la Renault Kangoo.

La fábrica de Nissan en Barcelona opera solamente al 27% de su capacidad

Los sindicatos cumplen así con su amenaza tras conocer las proyecciones para volver a trabajar en la planta --la mayor que tiene en el país y la única que ensambla coches--. La filial del gigante japonés pretendía reabrir solamente con una línea de producción para cumplir con los pedidos pendientes de Mercedes, un vehículo que dejará de elaborar en mayo, y volver a cerrar cuando terminara con las unidades.

La fábrica de Nissan en la Zona Franca se encamina hacia una muerte anunciada al operar solo al 27% de su capacidad. Las cifras entre enero y marzo presentadas a finales de abril revelan una caída del 38% respecto al mismo trimestre del año anterior. 

Por ello, la plantilla espera una decisión que el presidente de Nissan Europa, Gianluca De Ficchy, aseguró que llegaría antes del verano. Y con el oscuro horizonte que se vislumbra, los trabajadores no quieren cumplir con un pedido de pick up de Mercedes y luego volver a casa hasta nuevo aviso.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Nissan Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad