El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi (izq.). Fuente: Uber.com

Nuevo negocio de Uber en España: se lanza a por el coche compartido

stop

La compañía estadounidense anuncia una alianza con SocialCar para ofrecer servicios de carsharing en Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga y Girona

Madrid, 09 de julio de 2020 (11:57 CET)

Uber ha anunciado este jueves una alianza con la empresa catalana SocialCar para ofrecer servicios de carsharing en su aplicación en España. Así, los usuarios de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Girona y Tarragona tendrán, además de los servicios habituales, como son los patinetes, los coches VTC y los taxis, la opción de contratar un vehículo particular.

Con esta alianza, las dos empresas anuncian en un comunicado que quieren apoyar las campañas de fomento del turismo nacional de la Generalitat de Cataluña, de la Junta de Andalucía y del Gobierno de España, poniendo a disposición de sus usuarios una alternativa de transporte.

La consejera delegada de Social Car, Mar Alarcón, ha anunciado que "desde el inicio de la desescalada hemos notado un aumento importante en la demanda de vehículos particulares". En la compañía esperan que su alianza con Uber permita que "miles de personas puedan acceder a una alternativa de transporte segura y fiable, mientras otras tantas ganan dinero alquilando su vehículo".

Por su parte, Juan Galiardo, director de Uber España, cree que “esta alianza es nuestro granito de arena al esfuerzo colectivo para apoyar al sector del turismo en este año tan complicado. Esperamos que este verano nuestros usuarios puedan redescubrir su país con alguno de los nuevos servicios que hoy ponemos a su disposición".

Social Car ocupó el sitio de Uber en Barcelona

La empresa catalana y Uber mantienen buena relación desde hace tiempo. De hecho, esta alianza no es la primera entre ambas. Con motivo de la crisis del coronavirus, Social Car y Uber pusieron en marcha SocialMedics, un servicio especial de carsharing para que los ciudadanos cedieran gratuitamente sus vehículos a sanitarios en Cataluña.

Al margen de la situación sanitaria, Social Car ocupó el lugar de Uber en Cataluña con la salida de la californiana del negocio VTC por las leyes restrictivas de la Generalitat. Aunque fue con una apuesta más modesta, la compañía de Alarcón se alió en exsocios de Uber, según contaron fuentes del mercado a este medio.

Uno de ellos fue la empresa Tibus, perteneciente en parte a la multinacional de autobuses Alsa. Esta filial, que tiene en su poder aproximadamente 120 licencias VTC, ya ayudó a Uber a regresar a Barcelona por segunda vez, en 2018, cuando retomó el reto de operar en la Ciudad Condal después de la cancelación de su servicio Uber Pop (2014), impugnado por los tribunales europeos.  

Hemeroteca

Uber Cabify
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad