Orange tirará de más prejubilaciones para completar su ERE

stop

La teleco no ha logrado alcanzar las 496 salidas, totalmente voluntarias, pactadas con los sindicatos. La solución pasará por ampliar varios años el plan de abandonos de los trabajadores de 55 años o más

Pablo Jiménez

El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el ex CEO de Orange España, Jean Marc Vignolles, en una rueda de prensa en 2015 / EFE
El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el ex CEO de Orange España, Jean Marc Vignolles, en una rueda de prensa en 2015 / EFE

Barcelona, 11 de abril de 2016 (18:45 CET)

El paisaje laboral en la tercera teleco de España se va aclarando. Orange España cierra este lunes el plazo para que sus trabajadores se inscriban en el ERE voluntario que la compañía inició en enero pasado. Según confirman fuentes sindicales a este diario, a pesar de la mejora en las indemnizaciones, casi con total seguridad no se llegará a los 496 despidos pactados por la dirección y la plantilla hace ahora un mes.

A falta de conocerse la cifra definitiva, desde CCOO y UGT cifran en el entorno de los 400 los trabajadores que abandonarán voluntariamente la empresa --el plazo finaliza a las 00.00 horas del martes--. Las mismas fuentes anticipan que el cupo total de salidas se completará con la ampliación del plan de prejubilaciones previsto en el acuerdo del ERE.

Esto permitirá que, en los "próximos años", a contar desde 2016, aquellos trabajadores que cumplan 55 años y 10 de antigüedad en la empresa podrán acogerse a este plan extraordinario. Hasta el momento, sólo los empleados que alcanzasen esta edad durante el año curso tenían dicha opción.

Pendiente de ratificación

El empujón vía prejubilaciones era la salida contemplada en el documento firmado por sindicatos y empresa el 4 de marzo, siempre que no se llegase a la cifra acordada. Aun así, esta opción todavía debe ser ratificada por la comisión de seguimiento del ERE, según explica un portavoz de CCOO. La próxima reunión de esta comisión ya tiene fecha: mañana martes a las 18.00 horas.

Por su parte, desde UGT no cierran la puerta a que se "amplíe varias semanas" el plazo para inscribirse en un ERE al que estaban llamados todos los trabajadores de los centros afectados (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid) que, a 9 de febrero de este año, no se encontraran en situación de excedencia. Aun así, desde este sindicato ven como opción más probable la ampliación de los plazos para las prejubilaciones.

Dentro de la voluntariedad en el plan de despidos y tras las presiones de los sindicatos la compañía se comprometió a no ejercer veto alguno en las salidas.

Compras en el sector

Orange es la segunda gran empresa de telecomunicaciones en España que ha llevado a cabo en los últimos meses un ERE fruto de fusiones o adquisiciones. En septiembre pasado Vodafone se deshizo de 1.059 trabajadores tras la adquisición de la antigua ONO.

La matriz de la filial española se ha visto inmersa durante las últimas semanas en múltiples rumores sobre una posible fusión con Bouygues Telecom, uno de sus grandes competidores en Francia. Finalmente, el 1 de abril ambas compañías rompieron las negociaciones en torno a un acuerdo que, de haber llegado a buen puerto, habría puesto a Orange en una posición de privilegio dentro del mercado europeo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad