Orange España quiere echar a 550 trabajadores tras la fusión con Jazztel

stop

La operadora propone un plan de máximos a los sindicatos que supera las estimaciones iniciales de la compañía y les insta a iniciar las negociaciones el próximo 8 de febrero

Pablo Jiménez

El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, en rueda de prensa / EFE
El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, en rueda de prensa / EFE

Barcelona, 28 de enero de 2016 (17:33 CET)

La filial española de Orange planea despedir a 550 trabajadores tras la fusión con Jazztel. Esta es la propuesta que la operadora de telefonía ha presentado este miércoles a los sindicatos, con la intención de iniciar las negociaciones el 8 de febrero, fecha en la que se hace efectiva la operación que une el futuro de ambas telecos.

A pesar de que no cierran la puerta a reducir el número de despidos, desde la compañía argumentan que el plan se basa en las "duplicidades" detectadas después de la fusión con Jazztel. La cifra ahora propuesta supera en 150 empleados la estimación inicial que la empresa comunicó a los sindicatos en septiembre de 2014, después de cerrarse el acuerdo de compra.

Los centros afectados por el Expedietne de Regulación de Empleo (ERE) son los de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid, han confirmado desde la compañía.

Empleos en call centers

La propuesta de Orange España incluye también la contratación de 300 nuevos trabajadores, que se emplearían en los call centers que la firma tiene en Guadalajara y Oviedo --la filial española tiene otra plataforma de atención al cliente en Bogotá, Colombia--.

Desde la compañía no aclaran qué tipo de empleos ni bajo qué términos se darían estos nuevos puestos de trabajo. "No podemos saber qué condiciones tendrían estos contratos", afirman.  

A través de un comunicado, Orange ha instado a los representantes de los trabajadores a que, en un plazo de 15 días desde este jueves, designe a sus miembros en la Comisión Negociadora del ERE. A partir de ahí se iniciarán unas negociaciones que la compañía estima que finalizarán "en la segunda semana de marzo".

El precedente de Vodafone 

Las fusiones entre empresas de telecomunicaciones en España están provocando la pérdida de cientos de puestos de trabajo. El precedente más reciente y mediático es el ERE que finalmente afectará a 1.059 trabajadores de las plantillas de Vodafone y la antigua ONO después de la unión de ambas firmas. 

Tras meses de negociaciones, los sindicatos y la dirección de la compañía llegaron a un acuerdo en septiembre pasado que reducía en 238 los despidos inicialmente anunciados, además de mejorar notablemente las indemnizaciones de los trabajadores afectados.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad