Antonio Garamendi y Joan Rosell. Han empezado los movimientos sucesores dentro de la CEOE. /EFE

La patronal madrileña gana aliados en la rebelión contra Garamendi

stop

La patronal madrileña CEIM advierte de que si se reforma la Constitución a raíz del conflicto catalán no puede haber privilegios de una comunidades sobre otras

Barcelona, 30 de octubre de 2017 (04:55 CET)

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) convocará esta semana a sus órganos de gobierno para analizar la situación en Cataluña. En un comunicado, la patronal que preside Joan Rosell hizo este sábado un “llamamiento a la tranquilidad” a las empresas y a la ciudadanía por el convencimiento de que “el Estado de Derecho restaurará la legalidad”. No obstante, algunos patronos no están nada tranquilos y volverán a exigir a Rosell más contundencia en sus declaraciones respecto el conflicto catalán.

Desde algunas de las patronales territoriales y sectoriales que forman parte de la CEOE se están sembrando dudas sobre Rosell. Se le tacha de “tibio” con el conflicto independentista por su origen catalán. Sin embargo, Rosell siempre se ha declarado en contra de la independencia y ha advertido repetidamente de las graves consecuencias económicas del llamando “procés” catalán. Además, en todos los comunicados, la CEOE ha mostrado un apoyo incondicional al Gobierno de Mariano Rajoy en las medidas para restablecer la legalidad en Cataluña. Estas medidas incluyen la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Por lo tanto, ¿por qué se sigue dudando de Rosell?

Los fieles a Rosell apuntan que, curiosamente, se le acusa de tibio en algunas informaciones de prensa pero no en las reuniones de la ejecutiva y del comité directivo de la CEOE. Estas fuentes consideran que los ataques obedecen a un intento de “agitar” la vida interna de la patronal cuando falta un año para elegir al nuevo presidente. Rosell ha anunciado que no se presentará a la reelección y, hasta hace poco, todo indicaba que Antonio Garamendi sería el único candidato a la sucesión. El “ruido interno” dificulta un relevo tranquilo en la presidencia de la CEOE y facilita que otros candidatos puedan asomar la cabeza.

Voces críticas

Las voces más críticas contra Rosell surgen de la patronal madrileña CEIM, presidida por Juan Pablo Lázaro. Aunque éste nunca se ha pronunciado públicamente en contra Rosell, ni mucho menos contra Garamendi, fuentes de la junta directiva apuntan que las críticas contra el primero favorecen sus opciones a presentar candidatura. Cuando se le ha preguntado por ello, Lázaro a negado que tenga intención de presentarse. No obstante, muchos creen que dará el paso al frente si ve la oportunidad.

En sus comunicados sobre el conflicto catalán, la CEIM incide en los mismos argumentos que la CEOE, pero introduce un nuevo elemento: exige que si en un futuro se abre una negociación política no se prime a unas comunidades autónomas respecto a otras. Así lo expone en diversas notas. En la difundida el pasado 17 de octubre insiste en que “las posibles modificaciones que se puedan acordar de la Constitución Española o de cualquier otro ámbito normativo no deberían, en ningún caso, implicar privilegios de unas comunidades autónomas respecto de otras”. Se refieren a Cataluña aunque no la mencionan. Lázaro también expuso este planteamiento en las juntas directivas de la CEOE, pero luego no se trasladó a los comunicados de esta patronal.

Fuentes afines a Rosell señalan que, al menos en sus comunicados, la patronal de Lázaro plantea la posibilidad de una reforma constitucional a consecuencia del actual conflicto catalán. En este sentido, subrayan que ni la CEOE ni Rosell han ido tan lejos. Lo cierto es que desde la CEIM siempre se ha pedido más contundencia a la CEOE en sus posiciones contra el desafío independentista catalán. En las juntas directivas de la CEOE estas demandas han sido compartidas por los representantes de las patronales andaluza y asturiana.

Advertencias desde Andalucía y Asturias

El malagueño Javier González de Lara, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), siempre ha defendido que la CEOE se expresará con más dureza. Desde esta patronal se indica que Rosell a veces ha caído en la “ambigüedad”. La CEA incluso firmó antes del referéndum del 1-O un comunicado conjunto con el PP de Andalucía en el que reiteraban “nuestro forme compromiso con la Constitución, con la unidad de España y el íntegro respeto al orden democrático”. La CEOE no ha hecho una llamada explícita a preservar la unidad del Estado, aunque evidentemente la apoyan.

Desde la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) también se ha exigido más dureza en los mensajes sobre la deriva independentista. No obstante, desde esta patronal se asegura que su presidente, Pedro Luis Fernández, está al margen de los conflictos internos de la CEOE. Las fuentes consultadas recuerdan que a Fernández tan sólo le quedan tres meses como presidente de los empresarios asturianos. No se presenta a la reelección en la votación convocada para el 30 de enero. Por el momento, se han anunciado dos precandidatos: Belarmino Feito, presidente de Asturfeito, que cuenta con el apoyo de los empresarios del sector del metal; e Inaciu Iglesias, consejero delegado de una industria del cartón, aunque es más conocido por su faceta de escritor y editor en legua asturiana.

CEOE: Rosell seguirá recibiendo ataques por su supuesta “tibieza” con el conflicto catalán

Fuentes de la junta directiva indican que algunas patronales –territoriales y sectoriales- están “animando” la sucesión de Rosell. Eso indica que a Garamendi le pueden salir competidores. Garamendi es vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme. Por si acaso, desde esta última no ha mostrado ni un atisbo de duda sobre el conflicto catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad