Puig llega a los 100 años con una facturación de 1.500 millones

stop

El grupo inaugurará la torre que lleva su nombre el próximo abril en Barcelona

Marc Puig, presidente del grupo y tercera generación de la empresa fundada en 1914

11 de febrero de 2014 (20:22 CET)

La familia Puig sopla este año las 100 velas del grupo familiar que lleva su nombre. Un cumpleaños especial, ya que lo celebran tras cerrar un ejercicio en el que han facturado 1.500 millones de euros y una cuota en el mercado de las fragancias del 9%, cuando hace seis años controlaba el 5,1% del negocio en el sector.

La compañía tiene dos meses para preparar el traslado de su sede corporativa en Barcelona. Se trasladarán a una torre que lleva su nombre diseñada por el prestigioso arquitecto Rafael de Moneo. El rascacielos, de 100 metros de altura, está situado en terrenos del municipio de Hospitalet del Llobregat (Barcelona), al lado del recinto más grande de Fira Barcelona y cerca de la ciudad de la justicia de la capital catalana.

Modelo de negocio

El consejero delegado de la compañía, Marc Puig, asegura que el trabajo de los últimos años se ha materializado en un “modelo de negocio híbrido, único en la industria, que consiste en la convivencia dentro de la empresa de marcas propias y licencias, de moda y fragancias”. También saca pecho de que están a punto de alcanzar el 10% de la cuota del mercado de la perfumería. “Cifra que colocaría a Puig en el top cinco de la industria”.

La familia espera a inaugurar la nueva sede social para facilitar los datos concretos del cierre del ejercicio. El año pasado, los beneficios llegaron a los 173 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad