Repsol llamará a los sindicatos a partir del 15 de octubre para recortar la plantilla en España

stop

La compañía, que prevé la salida de 1.500 trabajadores en todo el mundo, promoverá una solución pactada con prejubilaciones y bajas voluntarias incentivadas

El presidente de Repsol, Antonio Brufau I EFE

en Barcelona, 01 de octubre de 2015 (18:30 CET)

Repsol prepara la maquinaria negociadora para buscar un gran pacto con los agentes sociales que le permita afrontar sin traumas una reducción de su plantilla mundial de 1.500 trabajadores. El "redimensionamiento" fue anunciado este jueves y equivale a un recorte del 6% del personal en los próximos tres años, una medida que recoge el plan estratégico de la compañía 2016-2020 y que tiene como objetivo "profundizar en una gestión eficiente y garantizar el éxito y la sostenibilidad de nuestro proyecto", explicó la petrolera a sus empleados.

Será a partir del 15 de octubre, fecha en la que se presenta el plan estratégico, cuando Repsol llame a la mesa de negociación a los sindicatos. La compañía que preside Antoni Brufau busca una solución pactada, que evite medidas traumáticas. La dirección asume que, si recorta por un lado, tendrá que rascarse el bolsillo por otro, y promoverá las prejubilaciones de empleados y las bajas voluntarias incentivadas, según pudo saber este medio de fuentes empresariales.

Brufau sacará la chequera

Por el momento, Repsol no suelta prenda. No aclara cuál será el impacto en España ni en el resto del mundo. Sus planes pasan por presentar su hoja de ruta para los próximos cinco años el día 15 y luego abrir un periodo de conversaciones con los sindicatos. Será en el marco de estas negociaciones cuando se conozca la cifra de trabajadores afectados en suelo español. El periodo de tres años que se ha fijado la petrolera para ejecutar el recorte de personal tiene como objetivo consensuar lo máximo posible las salidas, que se produzcan de manera gradual y que se fijen condiciones atractivas para las prejubilaciones y bajas incentivadas.

El estrechamiento de plantilla coincide, en todo caso, con un periodo convulso entre las grandes compañías del sector derivado de los bajos precios del crudo. No se han librado de los recortes ni Shell, ni Pemex o ENI. En la nota remitida a la plantilla, Repsol apunta que tras unos años de crecimiento, encara una nueva etapa. Es el momento de "crear valor" y "fortalecer" su modelo de gestión. Lo que implica un paquete de medidas para ganar en "eficiencia, simplificación de procesos, eliminación de duplicidades, excelencia operativa y reducción de costes".

La compañía cuenta con una plantilla de 25.000 empleados, de los que 17.000 están en España. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad