El presidente de Repsol, Antonio Brufau (D), junto a su consejero delegado, Josu Jon Imaz, durante la junta anual de accionistas en Madrid, el 30 de abril de 2015. REUTERS/Susana Vera

Repsol reúne a su cúpula con la presión del bono basura

stop

La petrolera aprueba pérdidas de 1.200 millones y podría activar la venta parcial de Gas Natural o la supresión del dividendo

Economía Digital

El presidente de Repsol, Antonio Brufau (D), junto a su consejero delegado, Josu Jon Imaz, durante la junta anual de accionistas en Madrid, el 30 de abril de 2015. REUTERS/Susana Vera

Madrid, 24 de febrero de 2016 (17:35 CET)

El consejo de administración de Repsol se reúne este miércoles para aprobar unos resultados anuales teñidos de rojo por las provisiones contra el desplome del petróleo, mientras el mercado especula con las iniciativas que pueda tomar la empresa para proteger el grado de inversión.

El grupo pilotado por Josu Jon Imaz probablemente confirmará el jueves antes de la apertura que tuvo unas pérdidas netas de 1.200 millones de euros en 2015 tras las multimillonarias provisiones contabilizadas provisionalmente contra la caída del precio del crudo.

"Con las cifras principales conocidas, todos los ojos estarán puestos en los comentarios de su cúpula durante la teleconferencia (prevista para las 11:30 horas del jueves)", dijo BPI en un informe reciente.

La presión de las agencias

Los directivos previsiblemente se enfrentarán a una batería de preguntas sobre los posibles planes para proteger el rating, que ya estaba amenazado por Fitch y, desde principios de este mes y de forma más seria, también por Standard & Poor's.

Esta última agencia --que concede a Repsol el rating de BBB-, el último escalón antes del bono basura-- se reunió con Repsol esta semana y presumiblemente anunciará si rebaja o no la calificación en un plazo de dos semanas.

Con el avance de resultados, Repsol anunció también un recorte adicional del 20% en las inversiones previstas para 2015, así como mayores sinergias por la integración de la canadiense Talisman y una aceleración del programa de desinversiones.

Venta parcial de Gas Natural y dividendo

Sin embargo, sigue instalada en el mercado la sensación de que podría no ser suficiente si siguen bajo presión los precios del crudo. Se especula con el uso de artillería más pesada como una eventual venta parcial de Gas Natural, donde tiene una participación del 30%, que vale en bolsa 4.800 millones de euros, o la supresión del dividendo.

La pérdida del grado de inversión para una compañía tiene como consecuencia directa un encarecimiento de sus costes de financiación. Además del rating, otro foco de interés estará en la evolución de sus negocios durante el primer trimestre.

"Será relevante conocer cómo evolucionan la producción y los márgenes con los actuales precios del petróleo, en el entorno de los 30 dólares por barril, frente a los 44 dólares del cuarto trimestre de 2015", dijo Intermoney.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad