Reyal Urbis declara el concurso voluntario con un 'agujero' de 1.724 millones

stop

La inmobiliaria controlada por Rafael Santamaría presenta una deuda de 4.345 millones

El presidente de Reyal Urbis, Rafael Santamaría

04 de marzo de 2013 (17:02 CET)

Reyal Urbis ha sido declarada en concurso voluntario acreedores por el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid con un agujero patrimonial de 1.724 millones de euros. Así consta en el auto dictado por el juez titular del tribunal, Francisco Javier Vaquer Martin.

El magistrado determina que la inmobiliaria que controla y preside Rafael Santamaría presenta una deuda de 4.345,43 millones de euros, mientras que el valor de su activo se sitúa en 2.621,38 millones de euros. Vaquer Martin determina “el estado de insolvencia del deudor”. En los próximos días decretará quiénes ejercen de administración concursal en Reyal Urbis.

Refinanciación frustrada

Reyal Urbis acordó el pasado 19 de febrero solicitar el concurso de acreedores ante la imposibilidad de refinanciar la deuda de la compañía. Santamaría persiguió el acuerdo a lo largo de cuatro meses, pero no llegó a buen puerto.

Por el volumen de su pasivo, la suspensión de pagos de la inmobiliaria es la segunda mayor de la historia de España. Le supera el concurso de otra compañía del sector, Martinsa Fadesa, cuyo pasivo alcanzó los 7.000 millones de euros en 2008. Tres años después, superó el concurso de acreedores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad