Javier Tebas y Jaume Roures, tan alejados en lo ideológico, son socios en los negocios del fútbol. EFE

El juez se harta de la guerra entre Prisa y Mediapro: "Es inadmisible"

stop

La justicia vuelve a juntar a Prisa y Mediapro tras un nuevo intento de la empresa catalana para que 'El País' rectifique en sus informaciones

Madrid, 12 de junio de 2020 (04:55 CET)

¿Se acuerdan de la guerra del fútbol entre Mediapro y Prisa? Probablemente la recuerde poca gente, pero en los dos grupos de comunicación todavía hay cicatrices abiertas desde aquella contienda. Mediapro venció a Prisa, pero la empresa catalana siempre denunció que, hasta la resolución de los tribunales, sufrió portadas de El País en su contra. El problema es que desde entonces y hasta ahora, Jaume Roures, fundador de la famosa compañía tenedora de los derechos del fútbol, no deja pasar una al periódico dirigido por Soledad Gallego Díaz.

El último choque llegó a principios de mayo, en una sentencia de la sección número 16 de la Audiencia Provincial de Barcelona, en la que se examinó la intención de los de Roures de que Prisa rectificara, una vez más  — hace solo unos meses sucedió lo mismo con motivo de informaciones publicadas por el mismo diario sobre Roures y su relación con el conflicto catalán—, una información del diario El País

El artículo de la discordia, titulado Sinergia y publicado a finales de mayo del pasado año, hablaba del empresario catalán y de su relación con La Sexta. La frase de la discordia era la siguiente: "Jaume Roures, administrador único de Mediapro que obtuvo la concesión de la última licencia de televisión en abierto que se otorgó (La Sexta) sin concurso alguno".

El texto fue llevado ante la justicia para que ésta decidiera si cabía rectificación o no. Y ganó Roures: en octubre, el Juzgado de Primera Instancia no 42 de Barcelona obligó al diario de Prisa a eliminar dicha afirmación y a explicar que "La Sexta fue adjudicada a la sociedad GAMP (participada por Mediapro, El Terrat, Bainet y Drive) y Televisa mediante concurso público en 2005".

Pero el pasado mes de mayo, tras alegaciones de ambas partes al primer veredicto, Roures fue más allá sin éxito al querer rectificar otras partes del texto. La justicia, ante esta petición, fue clara en su postura: "Solo lo relativo al concurso podía ser objeto de rectificación, conforme a los preceptos que se han mencionado".

Y no dudó en disimular su hartazgo: "Lo de que la integración de la cadena en el grupo Atresmedia tenga que ver con el concurso, celebrado siete años antes, es algo que ni se explica ni es admisible. Por tanto se trata de algo que no se endereza a rectificar, sino a añadir una información al aspecto relativo al concurso, lo cual es inadmisible", reza la sentencia.

Prisa y Mediapro, siempre a la greña

Lo sucedido resultaría anecdótico si no fuera porque es habitual que Roures lleve al diario El País a los tribunales. La mecha la prendió el diario de Prisa, entonces dirigido por Juan Luis Cebrián, cuando acusó al empresario catalán de manejar cuentas opacas y offshore. Roures posee 250 millones en 150 cuentas,  rezaba el artículo que encendió los ánimos del catalán y le llevó a denunciar al periódico.

Para encontrar el origen de la mala relación entre Prisa y Mediapro hay que remontarse a 2007. Ese año Mediapro y Prisa, a través de Audiovisual Sport, una compañía de su entonces participada Sogecable, iniciarían la que es conocida hoy como la segunda guerra del fútbol. 

Fueron meses de duras acusaciones. Audiovisual Sport demandó a Mediapro por los daños causados desde el inicio de la temporada futbolística 2006/2007 por, a su juicio, incumplir el contrato alcanzado para la explotación de los derechos del fútbol en televisión. ¿Por qué? Entendía que el grupo audiovisual catalán había negociado unilateralmente la firma de un acuerdo con 21 clubes de fútbol y había roto las reglas establecidas hasta el momento.

El conflicto llegó a los tribunales. El grupo de comunicación de El País salió vencedor en una primera resolución y la primera consecuencia fue un golpe económico sin precedentes en Mediapro. Pero pasaron los años y un nuevo fallo de la justicia giró la situación, dejando todo de cara para Roures.

El mismo Roures junto a su socio Tatxo Benet explicó emocionado en una rueda de prensa cómo había vivido todo el proceso judicial [minuto 7:50 del vídeo]. "Dijimos que no pasarían por encima de nosotros y aquí estamos. Hemos pasado estos siete años y media en la más absoluta soledad", explicó durante un evento en el que se sucedían informaciones que El País había ido publicando sobre él durante el conflicto empresarial.

Hemeroteca

Jaume Roures Mediapro
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad