Sacyr devalúa de nuevo su participación en Repsol

stop

La constructora eleva a 1.629 millones la deuda ligada a la compra de títulos de la petrolera, un 1% más que a final de 2015

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

Madrid, 07 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Cada trimestre, la misma historia. Sacyr tiene que esperar a que Repsol presente resultados para que el grupo presidido por Manuel Manrique cuadre los suyos, en virtud del 8,5% del capital que posee de la petrolera.

Y, en esta ocasión, la cosa no pintaba nada bien. Los analistas venían barajando unos pésimos números de Repsol, con ganancias inferiores a los 300 millones de euros, pero finalmente el buen comportamiento de los negocios, a pesar de la bajada histórica del precio del crudo, no solo superó esa barrera, sino que lo hizo de manera exponencial hasta alcanzar los 572 millones.

Alivio en el cuartel del Sacyr

El alivio en el cuartel general de Sacyr fue mayúsculo y la sonrisa de sus responsables, indisimulada. Contemplaban que la aportación de Repsol a sus beneficios sería, en el primer trimestre de 2016, de apenas 8 millones y, al final, se elevaban a 18, con lo que pudo elevar de 32 a 42 millones sus beneficios.

No obstante, la realización trimestral del test de deterioro obligaba a Sacyr a pegar un nuevo recorte al valor de su participación en la petrolera, de 21 millones respecto al cierre de 2015.

Nuevo recorte al valor de participación

Lo hacía tras llegar a un precio por acción de Repsol de 15,5 euros, cuando en diciembre pasado estaba en 15,66, como consecuencia de que, entonces, la constructora presidida por Manrique partía de los 10,12 euros a los que cotizaba la petrolera a 31 de diciembre de 2015.

Y ahora lo hacía tomando como base los 9,92 euros a los que Repsol cerraba el pasado 31 de marzo, el dato que servía en esta ocasión para iniciar el test.

De esta manera, los 1.912 millones de valor en libros de diciembre quedan ahora reducidos a 1.891. Todavía más lejos de los 3.260 millones que le costó en su día comprar a Sacyr los títulos de Repsol, a un precio medio de casi 27 euros.

Con Repsol a 11 euros, Sacyr respira 

No obstante, no todo son aspectos negativos. La buena evolución del precio del petróleo –ahora ya asentado por encima de los 40 dólares–, y el resultado obtenido por Repsol, mucho mejor de lo esperado, ha consolidado la cotización de la petrolera por encima de los 11 euros.

De esta manera, al cierre de la pasada semana, el 8,5% de Sacyr capitalizaba en bolsa por 1.360 millones, un 24% más que a finales del pasado mes de febrero, cuando la constructora presentaba las cuentas de 2015.

Ahora, la deuda de Sacyr ligada a la compra de los títulos de Repsol, que vence en 2018, queda en 1.629 millones de euros, 16 más que al cierre de 2015. Y ello, a pesar de que en este primer trimestre Sacyr reducía el principal de la financiación asociada a esta participación en 27 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad