Seat deja atrás los números rojos y regresa a los beneficios en el primer trimestre

stop

DEL ROJO, AL NEGRO

Línea de montaje del Seat León en la planta de Martorell (Barcelona)

en Barcelona, 29 de abril de 2015 (12:08 CET)

Seat deja atrás los números rojos de 2014. La firma del grupo Volkswagen ha cerrado el primer trimestre de 2015 con un resultado operativo de 33 millones de euros, frente a las pérdidas de 36 millones registradas el año anterior, según ha informado el grupo automovilístico este miércoles.

"Este incremento es el resultado, principalmente, de un aumento de las ventas y del impacto positivo de los tipos de cambio, así como de una reducción de los costes", ha subrayado la compañía. Sobre todo algunos modelos de Seat, como el León y el Ibiza, han recibido una buena acogida en el mercado y eso se refleja en el balance económico.

El cambio de tendencia que ha experimentado Seat es una buena noticia para la compañía y, en general, para el grupo.

Facturar más y ganar más

Volkswagen crece en el arranque del año, pero a un ritmo menor que Seat. El grupo alemán ha aumentado los ingresos un 10%, hasta los 52.700 millones de euros. Asimismo, en el primer trimestre del año ha ganado 3.300 millones, un 16% más que el año anterior.

"Siempre hemos hecho hincapié en que el 2015 será un año difícil para la industria del automóvil en su conjunto, y también para nosotros. Sin embargo, los resultados del primer trimestre muestran que el grupo Volkswagen sigue su curso, a pesar de los vientos en contra. El objetivo principal es asegurar que 2015 sea otro año de éxito ", ha subrayado el presidente Martin Winterkorn.

Volkswagen pretende aumentar su volumen de ventas y el beneficio operativo a lo largo de todo el ejercicio. ¿Lo conseguirá? De momento, los resultados obtenidos entre enero y marzo van en esa dirección. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad