Seat negocia la llegada de un nuevo modelo a Martorell

stop

El grupo Volkswagen baraja tres modelos de VW y Skoda, que llegarían en 2019 para suplir la caída de la producción que causará la marcha del Audi Q3

Luca de Meo, nuevo presidente de Seat

Barcelona, 09 de febrero de 2016 (01:00 CET)

La planta de Seat en Martorell dejará de fabricar el Audi Q3 en 2018. A cambio, el grupo Volkswagen ha asignado la producción del Audi A1, pero este modelo requiere menos horas de producción, lo que generará un excedente de plantilla de más de 400 personas. Para que esto no suceda, el grupo está trabajando en la llegada de un nuevo modelo.

La dirección de Seat y el grupo Volkswagen están negociando la asignación de un modelo adicional para 2019, coche que no sería de la marca Seat sino de Volkswagen o de Skoda. "Se está luchando para que se asigne otro modelo a Martorell", ha asegurado Matías Carnero, presidente del comité de empresa de Seat, a Economía Digital.

En una reciente asamblea ante los trabajadores de la marca afiliados a UGT, Carnero fue claro: "Vamos a tener nuevo modelo, sí o sí". El presidente del comité de empresa de la marca ha relatado que tanto la marca como todo el grupo están trabajando para incrementar la producción de Martorell a partir de 2018, "porque hay una apuesta decidida" de Volkswagen por la planta catalana.

Las alternativas

A tres años vista, las opciones son varias: el Volkswagen Cross Polo, que se fabrica en Pamplona –produciendo el excedente de la planta navarra–, o un nuevo SUV pequeño de la marca Skoda o Volkswagen, aunque estos dos modelos todavía no están decididos. Todos ellos son utilitarios, del mismo segmento en el que Martorell ya fabrica el Ibiza y tendrá el A1 a partir de 2018.

Fuentes de Seat han explicado que no hay nada concreto pero han añadido que la fábrica siempre trabaja para atraer el máximo de producción y de modelos posible.

Está previsto que en septiembre de 2018, Martorell ya no fabricará el Q3 sino el A1. Aunque todavía no se conocen las unidades que se fabricarán, los sindicatos temen que el cambio genere un excedente de plantilla, ya que para fabricar el Q3 son necesarias 27 horas de trabajo, por 18 del A1.

Abaratando el A1

Aunque no peligra la llegada del A1, confirmada hace pocas semanas por Audi, la marca de los cuatro aros ha parado temporalmente el proyecto, que se está desarrollando en el centro técnico de Martorell. La causa es que quiere abaratar los costes de producción, ya que son mucho más altos que los del Ibiza, un modelo similar.

"Están intentando reducir el coste respecto al Ibiza, haciendo consultas con los proveedores para ver donde pueden bajar costes", sobre todo en ingeniería y diseño, ha explicado Carnero, que confía que este parón se solucionará en dos semanas y no afectará al inicio de la producción, previsto para dentro de más de dos años. También para ahorrar, se suprimirá la versión de 3 puertas, ha asegurado el presidente del comité de empresa de Seat.

El nuevo Seat Ateca

Un modelo que no se fabricará en Martorell pero que se empezará a comercializar en junio es el SUV de Seat, que se produce en la República Checa. La marca lo presentará ante el mundo en el salón del automóvil de Ginebra, que se celebra dentro de tres semanas.

Este todoterreno urbano, nuevo en la gama Seat, ya tiene nombre. Aunque todavía no es oficial, se llamará Ateca. Siguiendo la tradición del Ibiza, el León, el Altea y muchos otros, tendrá nombre de un municipio español. Ateca es un pueblo de Zaragoza de 2.000 habitantes, del cual la marca ya cuenta con la autorización para usar el nombre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad