Dos operarios de la fábrica de Seat en Martorell trabajan en el montaje de un Seat Arona. Seat.

Seat rompe con los malos augurios y vuelve a la normalidad

stop

El 100% de la plantilla de Seat en Martorell ha vuelto al trabajo tras acabar el último ERTE y su producción sube hasta el 85% de su capacidad

Barcelona, 26 de junio de 2020 (15:51 CET)

La plantilla de Seat respira aliviada. La compañía finalizó el pasado domingo el ERTE impuesto por causas organizativas desde el pasado 27 de abril, por lo que ya tiene al 100% de sus empleados incorporados y una producción al 85% de su capacidad. La filial de VW rompe así con la dinámica de las últimas semanas, en las que no pudo producir tanto como preveía por la mala situación del mercado.

La recuperación de la fábrica ha sido muy lenta. Empezó el 27 de abril con solo un turno de actividad en sus tres líneas de producción. La franja funcionaba al 33% de su capacidad con tal de generalizar la distancia de seguridad entre trabajadores y garantizar que se cumplían las condiciones de precaución ante posibles contagios de coronavirus. 

¿Por qué ha tardado tanto? Las fábricas de Volkswagen AG redibujaron el mapa de su desescalada. El camino de Seat hacia la "nueva normalidad" se ha producido por la vía lenta, como consecuencia de la falta de demanda que impedía poder a abrir en condiciones previas a la pandemia. 

Recuperación lenta

El grupo Volkswagen AG contaba con gran cantidad de concesionarios en Europa cerrados, y clientes muy preocupados ante cuál podría ser la situación económia. Si la hoja de ruta inicial pasaba por ampliar turnos ya la semana pasada, ambas empresas deciedon posponer el acelerón hasta el mes de junio. 

De hecho, la fábrica estuvo parada casi seis semanas: desde el 16 de marzo hasta el 27 de abril, tras el inicio de la pandemia provocada por la Covid-19. Seat fue de las primeras compañías en reanudar la producción a finales de abril, aunque con presencia limitada para pedidos urgentes y con una presencia limitada de empleados: unos 300 vehículos diarios. 

"Se hará una escalada progresiva de las producciones hasta llegar a la nueva normalidad una vez que haya finalizado el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que hay en marcha en los tres centros productivos: la fábrica de Martorell, la de la Zona Franca y la de componentes", explicaron entonces desde los sindicatos. 

De hecho, tras una caída del 70% en el mes de marzo (cuando empezó la alarma), las ventas de autonómives se desplomaron un 96,5% en abril respecto al mismo mes del año pasado. En el país únicamente se matricularon 4.163 coches por lo que el primer cuatrimestre se cerró con un descenso del 49% frente a 2019.

El futuro de Seat

Seat afronta una nueva realidad ya que en los próximos meses tiene que atender a la producción, no solo de los pedidos actuales sino al inicio de fabricación y lanzamiento de dos modelos estratégicos para el futuro como son la cuarta geneación del Seat León y el Cupra Formentor.

En cuanto a la línea 1, trabaja en los modelos actuales Ibiza y Arona, con dos turnos diarios, mientras que en la línea 2 se se ha incrementado hasta tres turnos. Estas dos líneas cuentan con adicionales en julio, por el inicio de producción del León híbrido enchufable y del Formentor, y que requierirá más volumen productivo. El Audi A1, que se ensambla en la línea 3, tiene previsto volver a la producción en agosto.

Hemeroteca

Seat Desescalada
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad