Starbucks abandona las pajitas de plástico y se plantea dejar los vaso. En la imagen, un vaso de Starbucks.
stop

El café pasa a un segundo plano mientras la cadena estadounidense presenta máximos históricos

Barcelona, 29 de julio de 2018 (17:23 CET)

La compañía de café más grande del mundo se está transformando. De sus tiendas cada vez sale menos vapor y más hielo, pese a que la producción de café a nivel mundial está en el nivel máximo de los últimos 15 años.

Starbucks está cambiando, moldeada por lo que sus consumidores buscan cuando entran a alguna de sus más de 27.000 tiendas en el mundo. Esta mutación fue protagonista en el anuncio de los resultados de su tercer trimestre fiscal en EEUU, cuando reveló que las bebidas frías ya superan el 50% de sus ventas.

La cafetería estadounidense cuenta con bebidas frías a base de café, pero estas tampoco son las favoritas de los consumidores. El grano que solía ser el protagonista en sus inventarios se empieza a borrar de la lista de prioridades.

Starbucks dispara las ventas

Los "frappuccinos" (la línea clásica de cafés fríos de la cadena) cada día son menos populares. La empresa reporta que en los últimos meses las ventas de "frappuccinos" cayeron un 3%, pese al surgimiento de las bebidas frías, que hace cinco años representaban una tercera parte de las ventas y ahora más de la mitad.

El auge de las bebidas frías en Starbucks incluye otras a base de café, como el "cold brew", pero también se ha visto disparado por los refrescos y zumos de frutas que la cadena ha incorporado a su menú en los últimos años y que han probado ser las favoritas de muchos clientes.

"Estamos viendo un fuerte cambio hacia el frío y estamos jugando directamente en ese espacio", comentó la directora de operaciones de Starbucks, Rosalind Brewer, en la conferencia de resultados de la multinacional.

Starbucks presentó un beneficio récord de 730 millones

La cafetería abraza la transformación, máxime cuando presentó máximos históricos en su última ronda de resultados. Las ventas de Starbucks aumentaron un 11,5% en su tercer trimestre, en comparación con el mismo periodo de 2017.

La empresa ingresó 5.400 millones de euros (6.310 millones de dólares) en los últimos tres meses. El beneficio trimestral fue un récord: 730 millones de euros (852 millones de dólares).

Hemeroteca

Franquicias Starbucks
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad