Telefónica gana el 35% menos por el negocio en Venezuela y Alemania

stop

INVERSIÓN RÉCORD DE 9.500 MILLONES

El presidente de Telefónica, César Alierta, en una imagen de archivo.

en Barcelona, 25 de febrero de 2015 (08:58 CET)

Telefónica ha cerrado 2014 con un beneficio neto de 3.001 millones de euros, el 34,7% menos que el ejercicio anterior. El grupo justifica el recorte en las ganancias por el cambio de divisas, especialmente en la devaluación del bolívar venezolano, y por la integración de E-Plus en Alemania. 

Estos impactos extraordinarios se concentran en el cuarto trimestre, cuando la compañía liderada por César Alierta tuvo que ejecutar dotaciones no recurrentes, realizar un ajuste cambiario en Venezuela o provisionar gastos de reestructuración. 

Resultados anuales de Telefónica                                            Resultados de Telefónica / Porcentual

Sin tener en cuenta estos extraordinarios, el resultado sería de 4.462 millones, el 18,6 % menos que en 2013. 

Los ingresos caen el 11,7%


Los ingresos del grupo también caen: el 11,7% hasta los 50.377 millones de euros. El resultado operativo bruto (Oibda) presenta un descenso del 18,7% hasta los 15.515 millones. La compañía indica en su información a los accionistas que sin el impacto de los extraordinarios (ni tipos de cambio ni la venta de activos en República Checa e Irlanda) la cifra de negocio crecería el 2,6%. 

Telefónica crece en accesos: cerro el ejercicio con 341 millones, el 6% más. 

Deuda de 45.087 millones


La compañía destaca la "fuerte disciplina financiera" que mantuvo en 2014. Con todo, la deuda se ha situado por encima de su objetivo. Telefónica pretendía quedarse en los 43.000 millones de euros y el pasivo final se sitúa en los 45.087 millones por el "efecto Venezuela". 

La firma destaca que se quedará en los 31.705 millones cuando cierre la venta de su filial O2 en Reino Unido a Hutchinson y tras el ajuste de los tipos de cambio en el país latinoamericano. 

Transformación del negocio 

Alierta destaca que 2014 supone la "culminación de un periodo de intensa transformación" de la compañía desde "las bases del negocios". Cumplir con este reto ha propiciado un "intenso esfuerzo inversor" con el objetivo de adaptar la firma a la "evolución de las necesidades tecnológicas" de los clientes. 

A lo largo del año pasado, Telefónica invirtió la cifra récord de 9.500 millones de euros, el 16,9 % más que en 2013. 

Negocio en España 

En España, los ingresos de Telefónica bajaron el pasado ejercicio el 7,2% hasta los 12.023 millones. El beneficio neto se queda en 5.671 millones, el 10,6% menos que en 2013. 

Según la compañía, en España, el último año ha marcado un "punto de inflexión", con una clara tendencia de mejora interanual de los ingresos "trimestre a trimestre" gracias a su posicionamiento competitivo diferencial tanto en el mercado de fibra, como en el de móviles de contrato y en el de televisión de pago.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad