El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

Telefónica mete un gol a Vodafone en la portabilidad de agosto

stop

Telefónica bate su récord particular de portabilidad en agosto mientras que Vodafone pierde 90.000 líneas móviles

Barcelona, 04 de septiembre de 2018 (16:38 CET)

La guerra del fútbol empieza a tener sus primeros efectos en las compañías de telefonía. Así lo han evidenciado los datos de agosto de portabilidad, que han mostrado a Telefónica, tenedora de los derechos televisivos de la Liga Santander y la UEFA Champions League, y Vodafone, que renunció a comprarlos este año, como la cara y la cruz del sector.

El pasado agosto se recordará en la compañía dirigida por Emilio Gayo en España como el primer mes en el que se logró captar más clientes que sus rivales en telefonía móvil. Este hito sin precedentes se logró tras captar 70.000 líneas móviles.

Por contra, Vodafone se dejó durante el mismo periodo 94.000 clientes de móvil. Un mes antes, la operadora tomó una medida drástica en julio, al decidir no comprar los derechos de la Champions League ni tampoco El Partidazo, principal partido de la jornada, con Real Madrid o Barcelona.

Movistar no es solo fútbol

Fuentes del mercado coinciden en que el fútbol no ha sido un factor decisivo en el buen resultado del gigante de las telecomunicaciones, sino que este resultado también se ha apoyado en la fuerte apuesta por contenidos. Movistar integrará Netflix a partir de este mes de septiembre y, según avanzó Bloomberg, podría estar explorando una alianza similar con el servicio de vídeo de Amazon.  

De esta forma, a la espera de los datos oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), parece que se produce un trasvase de clientes desde la compañía británica y Telefónica.

Diferentes analistas estimaron en su momento que Vodafone tenía un potencial de 400.000 clientes en riesgo, pero desde el operador británico restaron importancia a la renuncia por el fútbol. 

Fuera del fútbol: MásMóvil sigue su guerra particular

Más allá de los tres principales operadores, MásMóvil, la compañía dirigida por Meinrad Spenger registró un buen mes de portabilidad. El operador amarillo, a través del low cost como caballo de batalla, logró arrancar 17.600 líneas a sus rivales, pese a que no cuenta con oferta de televisión y tampoco de fútbol.

Los últimos datos oficiales de portabilidad, referidos a mayo, mostraron cómo MásMóvil encadenaba cinco meses consecutivos de liderazgo en portabilidad gracias, entre otros, a la imposibilidad de las grandes compañías para fidelizar clientes. 

En mayo, de hecho, se superaron de nuevo los 600.000 intercambios de líneas móviles, lo que supuso un incremento interanual del 30%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad