Grifols compra sus primeros centros de donación en Europa. Victor Grifols, en una visita a una planta en Los Ángeles (EEUU). EFE/JuanJo Martín

Trump maquilla las cuentas de Grifols

stop

La farmacéutica catalana dispara su ratio de endeudamiento hasta 3,96 veces el Ebitda y se desploma en bolsa

Carles Huguet

Economía Digital

Grifols compra sus primeros centros de donación en Europa. Victor Grifols, en una visita a una planta en Los Ángeles (EEUU). EFE/JuanJo Martín

Barcelona, 28 de febrero de 2018 (11:01 CET)

El gigante farmacéutico Grifols se abraza a la reforma fiscal de Donald Trump. La rebaja del impuesto de sociedades en Estados Unidos giró las cuentas de la multinacional como un calcetín y convirtió unos resultados peores que los del 2016 a unos beneficios el 21,5% superiores. Los 662,7 millones de ganancias se hubiesen quedado en 491,1 millones de no ser por las políticas del presidente americano.

De este modo, la compañía presidida por Víctor Grifols cerró el curso con un aumento de los ingresos del 6,6% hasta los 4,318 millones de euros en un ejercicio marcado por las adquisiciones realizadas. Se trata del primer año en el que se contabiliza el impacto de Hologic, que compró en diciembre de 2016 por 1.750 millones de euros.

Fue la segunda mayor operación corporativa de su historia y el desencadenante de la escalada de la deuda. Si cerró 2016 con una ratio de deuda respecto a ebitda de 3,55 veces, en el primer trimestre el ratio se disparó hasta 4,54. Durante el año retrocedió hasta 3,96 veces, pero llegó maquillada por los tipos de cambio, pues a un cambio constante crecía hasta las 4,34 veces.

Grifols obtuvo la aprobación de cuatro medicamentos en Estados Unidos pero sufrió el golpe de Linhaliq

“La gestión del endeudamiento es una prioridad para la compañía”, explican desde la empresa. Para disipar dudas lucen líneas de crédito no utilizadas por valor de 400 millones y una sólida posición de caja, de 1.039 millones de euros frente a los 725 millones del ejercicio 2016.

A nivel de producto, el año tuvo luces y sombras. La cara fueron las cuatro aprobaciones de la Agencia del Medicamento Estadounidense (FDA). Asimismo, la negativa del regulador al medicamento Linhaliq motivó que la participación de Grifols en la sociedad Aradigm pasara a tener un valor nulo, con un impacto de 80 millones de euros.

Fuera del golpe, la división de Bioscience creció el 7,3% hasta los 3.430 de euros en ventas. La división de diagnóstico subió el 5,9% hasta los 732 millones mientras que Hospital avanzó el 3,3%.

La bolsa castiga las acciones de Grifols

La reacción de los inversores a los resultados de Grifols no se hizo esperar. A las 10.30 de la mañana, las acciones de la farmacéutica caían por encima del 5,5% en bolsa hasta los 22,4 euros por participación, convirtiéndose en el farolillo rojo del Ibex. Desde principios de enero, la cotizada pierde más del 8% de su valor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad