Villar Mir confirma que Colonial opta a comprar Realia

stop

El principal accionista de la inmobiliaria asegura que se ha empezado a estudiar la operación, aunque no hay ningún compromiso

Villar Mir tras la junta de Colonial

30 de junio de 2014 (15:29 CET)

El empresario Juan Miguel Villar Mir ha desembarcado en Colonial con paso firme. El primer accionista de la inmobiliaria ha presenciado la junta celebrada este lunes desde la primera fila. Y, tras la aprobación del nuevo consejo --del que forma parte como vicepresidente y dos de sus hijos como consejeros-- así como las cuentas de la ya saneada Colonial, Villar Mir ha revelado algunas de las propuestas que estudia la compañía de cara al futuro. “Se ha empezado a mirar Realia, pero no tengo criterio al respecto ni sé qué piensa la dirección de Colonial todavía”, ha confesado a los medios tras la junta.

El principal socio de Colonial confirma que la firma opta a comprar Realia pese a su gran endeudamiento que roza los 1.000 millones de euros. Sin embargo, no hay nada seguro sobre la mesa. Sólo es uno de tantos proyectos que la inmobiliaria analiza. “Sé que el equipo directivo ha empezado a estudiarlo y estoy pendiente de recibir su informe, pero no hay ningún compromiso todavía”, ha añadido Villar Mir.

Realia, muy grande y muy compleja

Algo más comedidos se han mostrado al respecto el presidente, Juan José Brugera, y el consejero delegado, Pere Viñolas. “Vamos a estudiar todo lo que se nos ponga por delante. La compañía está mirando varios temas y entre ellos está Realia, pero no hemos presentado ninguna oferta vinculante”, ha matizado Brugera. El presidente ha advertido que Realia es una compañía muy grande y muy complicada y que, por tanto, se trataría de una operación compleja.

De momento, lo que sí queda claro es que Colonial se centrará, ahora, en el mercado español y galo. En el caso de su joya de la corona, la filial francesa SFL, la directiva asegura que se ha aumentado la liquidez en 308 millones de euros tras la venta de su participación en el capital de SIIC de París. “Contamos con una situación buena para invertir”, ha explicado Brugera.

Sea como fuere, Colonial estaría analizando con detalle casi una decena de proyectos para decidir por cuál, finalmente, decantarse. De momento, la compañía vuelve a andar tras cerrar una importante reestructuración. La dirección cuenta con el apoyo de los accionistas, quienes han votado a favor del nuevo consejo, sus sueldos (con un límite de 1,65 millones de euros), así como la emisión de bonos u obligaciones por un máximo de 1.500 millones de euros.

Un guiño a Viñolas y Brugera

Tras el visto bueno a la entrada de Villar Mir, el empresario ha querido alabar la labor realizada por el equipo directivo. “Colonial está bien administrada porque el tándem que hacen Viñolas y Brugera actúa con criterios acertados y coherentes y eso me ha llevado a entrar en el capital con visión de eternidad”, ha señalado.

El máximo accionista de la inmobiliaria ha reiterado su satisfacción de formar parte de esta compañía y ha sacado pecho de la situación actual. “Es una empresa con un nivel de endeudamiento moderado que equivale al 40% del valor de los inmuebles que tiene. Y, aquí no hay que desendeudarse, sino que hay que seguir con ese 40%, con unos fondos propios para nuevas operaciones. Quiero mucho a Catalunya y estoy contento de ser primer accionista de Colonial”, ha concluido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad