Yamaha regala la factoría de Palau-solità i Plegamans al grupo Sesé

stop

CAMBIO DE PROPIETARIO

Vista aérea de la factoría de Yamaha en Palau-solità i Plegamans

21 de noviembre de 2011 (19:55 CET)

Yamaha se podrá marchar de Catalunya durante el primer trimestre de 2012. Un poco más tarde que las previsiones iniciales de la dirección japonesa, que quería abandonar la factoría de Palau-solità i Plegamans a finales de año, pero sin ningún coste adicional. Regalan todos los activos industriales de la localidad del Vallès Occidental a la empresa de logística Grupo Sesé, especializada en servicios industriales para el sector de la automoción con sede en Zaragoza.

Tal como ha informado el director comercial del grupo, Álvaro Sarriá, a Economía Digital, “el coste de la operación para nosotros es cero”. A cambio, garantizan la ocupación total de los 370 empleados de Yamaha Motor España; la sociedad dedicada a la producción. El fabricante de motocicletas mantiene en Catalunya otra empresa creada en octubre, Yamaha Motor Márketing, que continúa la tarea de comercialización.

Sarriá también ha explicado que ahora tienen que “definir con los responsables de Yamaha el calendario exacto” del inicio de actividad. Esperan desembarcar en Palau-solità i Plegamans entre febrero y marzo de 2012. “Nunca más allá del primer trimestre”.

Así lo contempla el acuerdo firmado este lunes en la Generalitat entre el presidente de Yamaha España, Junzo Saito, y el propietario del Grupo Sesé, Alfonso Sesé. También ha rubricado el acuerdo un representante de Seat, el principal cliente del nuevo proyecto industrial. La compañía aragonesa tiene como cliente de referencia al grupo Volkswagen.

Logística de valor añadido

El plan industrial de los empresarios zaragozanos pasa por transformar la factoría catalana “en un centro que ofrezca lo que llamamos servicios logísticos industriales, actividades que dan más valor añadido a nosotros y nuestros clientes”. En un comunicado, han detallado que la hoja de ruta tiene tres columnas: la creación de un hub de pre montajes, control de calidad y secuenciación de piezas de proveedores; la pintura de piezas de plástico y cataforesis; y el trabajo que realizaban con los proveedores locales de Yamaha.

Los japoneses se han comprometido a mantener durante los próximos tres años la pintura de las piezas de sus motocicletas en Palau-solità i Plegamans. También tendrá que comprar a través de la nueva sociedad las piezas de montaje que usaba de proveedores locales vallesanos por el mismo periodo de tiempo.

Detrás de la operación está la consultoría Alta Partners. El socio Sergio Alsina, el mismo que urdió el acuerdo entre Sony y Ficosa para garantizar el futuro de la fábrica de Viladecavalls, ha puesto en contacto a Alfonso Sesé y la compañía dirigida por José Ángel Escríbese. En el mismo comunicado, aseguran que el papel del Govern catalán ha sido “supervisar en los últimos meses la evolución del proceso”. Los implicados en la negociación comentan que los contactos con los políticos del Departament d'Empresa i Ocupació han sido “esporádicos”.

Reunión con los sindicatos


Tras rubricar el proyecto industrial, ahora los directivos de Sesé se quieren sentarse con el comité de empresa “para comunicarles las actividades que realizaremos y decirles que apostamos por ellos”. El director comercial ha reconocido que el principal valor añadido de la plantilla es “la experiencia que tienen en servicios industriales”, sobre todo por trabajar hasta la fecha con los estándares de producción japoneses, que son altos.

Asimismo, preparan un plan comercial para desarrollar en las próximas semanas. La actividad de Palau-solità i Plegamans se coordinará con el trabajo en las otras dos delegaciones del grupo en Catalunya, situadas en Abrera y Gavá. “Catalunya es una de las principales zonas geográficas por volumen de clientes y facturación del grupo”.

Sesé está presente en España, Portugal, Alemania, República Checa, Rumanía, Bulgária, México y Brasil. Tiene más de 1.600 empleados y en 2010 la facturación fue de 190 millones de euros. La previsión para 2011 es cerrar el ejercicio alcanzando los 230 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad