Las ayudas de más de 1.500 euros del SEPE para jóvenes en paro

La prestación contributiva o el subsidio por cotización insuficiente son algunas de las ayudas que pueden solicitar los jóvenes en situación de desempleo

Oficina de empleo. EFE.

Las personas jóvenes que se encuentren en situación de desempleo pueden beneficiarse de distintas ayudas concedidas por el sistema público de la Seguridad Social. Te explicamos cuáles son y qué requisitos es necesario cumplir.

Prestación contributiva

La ayuda tiene como objetivo «proteger de la situación de desempleo de quienes pudiendo y queriendo trabajar, pierdan su empleo de forma temporal o definitiva o vean reducida temporalmente su jornada ordinaria de trabajo entre un mínimo de un 10% y un 70%», según indica la Seguridad Social en su página web.

Para percibirla es necesario estar inscrito como demandante de empleo y estar dado de alta en la Seguridad Social en algún régimen que contemple la contingencia por desempleo. Uno de los requisitos más importantes son las cotizaciones, ya que si no se han trabajado y cotizado como mínimo durante 360 días en los seis años anteriores a la situación de desempleo, no es posible solicitar el subsidio.

Las personas interesadas en cobrar esta ayuda no deben haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, ni tampoco pueden realizar una actividad por cuenta propia o trabajar por cuenta ajena a tiempo completo.

Subsidio por cotización insuficiente

Pero, ¿qué ocurre con los jóvenes que también se encuentran en situación de desempleo pero no han cotizado durante el periodo necesario para percibir la prestación contributiva? En estos casos, pueden optar al subsidio por desempleo por cotización insuficiente.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que la duración de esta ayuda económica variará según el número de meses cotizados y de si tienen o no responsabilidades familiares. Además, las cotizaciones que le sirvan para reconocer este subsidio no podrán ser tenidas en cuenta para acceder a una futura prestación contributiva.

Entre las condiciones que deben reunir las personas interesadas en percibir el subsidio se encuentra estar inscrito como demandante de empleo y contar con un periodo mínimo de cotizaciones. Mientras que los solicitantes que tenga responsabilidades familiares podrán acceder al subsidio habiendo cotizado al menos tres meses, las que no las tengan deberán haber cotizado durante un periodo mínimo de seis meses e inferior a los 360 días.

Además, se deben ingresar rentas inferiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, sin contar la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. 

Ayuda extraordinaria por desempleo

El subsidio extraordinario por desempleo está dirigido a las personas que «hayan extinguido en último lugar por agotamiento cualquiera de los subsidios por desempleo», tal y como se especifica en la web del SEPE. Tras finalizar, el trabajador no tendrá derecho a ninguna prestación más por parte del SEPE.

Para optar a la ayuda es necesario tener derecho a la prestación contributiva por desempleo ni haberse beneficiado con anterioridad del subsidio extraordinario por desempleo o la ayuda económica de acompañamiento establecida en el Programa de Activación para el Empleo (PAE).

Asimismo, la persona solicitante no puede haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, ni tampoco debe tener rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional.

Avatar