Desastre hotelero por la Covid-19: la inversión se hunde un 62% en 2020

La suma de inversión inmobiliaria se dispara hasta sumar 955 millones de euros

La plaza de Alexanderplatz, en Berlín, prácticamente vacía, el 6 de enero de 2021, durante el confinamiento por la segunda ola de coronavirus en Alemania | EFE/EPA/HJ

La plaza de Alexanderplatz, en Berlín, prácticamente vacía, el 6 de enero de 2021, durante el confinamiento por la segunda ola de coronavirus en Alemania | EFE/EPA/HJ

El coronavirus ha generado estragos de gran magnitud en la hostelería, que ha visto de golpe cerrados sus establecimientos desde el inicio de la pandemia y que viven prácticamente cerrados. España ha sido uno de los países que más lo ha sufrido, puesto que la inversión inmobiliaria del sector español es de un 62%, hasta sumar 955 millones de euros.

La mayoría de la inversión registrada correspondió a la compraventa de hoteles que existían, cifra que ascendió a 859 millones de euros. La caída supone un 53% menos que el año anterior, mientras que el número de operaciones se redujo de 99 a únicamente 68.

En cuanto a las transacciones de inmuebles para su reconversión en hoteles, se concentraron 64 millones de euros en 2020. La cifra supone un 73% menos que el año anterior, con 10 operaciones, 8 menos que en 2019.

El importe más elevado se dio en los tres primeros meses del año

La compraventa de suelos para el desarrollo de nuevos hoteles fue uno de los segmentos más perjudicados por la pandemia y experimentó una caída superior al 80 % con 32 millones y 4 operaciones. La mayor parte de la inversión total, 707 millones, fue de transacciones con activos individuales, y los 248 millones correspondieron a carteras de activos.

La mayor parte de la inversión hotelera se registró en el cuarto trimestre de 2020 con 481 millones, reactivándose progresivamente tras el parón sufrido durante el confinamiento y el primer estado de alarma.

A continuación, el importe más elevado se dio en los tres primeros meses del año, antes de que se desatara con fuerza la pandemia, con 273 millones. Entre abril y junio la inversión se desplomó hasta los 71 millones y entre julio y septiembre la cifra fue de 129 millones, según los datos que maneja Colliers.

El segmento vacacional fue el más destacado por volumen de inversión al concentrar el 64 % del total, y el 36 % restante correspondió al segmento urbano, el más afectado.

Baleares va a la cabeza en inversiones

Por distribución geográfica, la gran parte de las operaciones se localizaron en las Islas Baleares (el 33 % y 320 millones), Barcelona representó el 16 % (151 millones), Canarias el 15 % (140 millones) y Madrid el 10 % (97 %), y el 26 % restante a otros destinos.

Por primera vez en 6 años Barcelona adelantó a Madrid por volumen de inversión, una tendencia que se mantendrá este año. De acuerdo con Colliers, en 2020 el precio medio por habitación de los hoteles transaccionados descendió un 8,2 %, su primera caída desde 2016. Los inversores internacionales fueron los grandes protagonistas de 2020, con el 64 % de la inversión, y el resto correspondió a nacionales, tanto cadenas, como particulares y socimis.

Tras un año dramático para el turismo que ha cogido a las hoteleras con mejor posición financiera, Colliers prevé que en el segundo semestre la actividad repunte hasta superar los 2.000 millones y que este año continúe la venta de activos, las entradas de socios, la integración en grandes grupos y la corrección de los precios, que en el caso de los activos de mala calidad puede llegar al 20 %.

La firma, que ya registra un “pipeline” de operaciones en marcha de 1.450 millones, calcula que el turismo de ocio será el primero en recuperarse, que las empresas reducirán los viajes de negocio y continuará la presión de caja sobre las hoteleras, que no conseguirán los niveles previos a la pandemia hasta 2024.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.