Yolanda Díaz avisa a las empresas: busca una fórmula para intervenir en los ERE

El Gobierno baraja recuperar la autorización administrativa previa a la realización de despidos colectivos

La vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, en la sesión de control al Gobierno. Congreso.

La vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, en la sesión de control al Gobierno. Congreso.

La cifra de trabajadores acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) ha ido descendiendo paulatinamente en los últimos meses hasta alcanzar el mínimo esta semana de 580.000 empleados, según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, si bien en las últimas semanas no ha parado un goteo incesante de anuncios de despidos colectivos por parte de grandes empresas a través de expedientes de regulación de empleo (ERE).

Entre los anuncios de EREs más relevantes se encuentran los de CaixaBank, que explora un acuerdo para la salida de 7.791 trabajadores; BBVA negocia el despido de otros 3.331 empleados, la aerolínea Norwegian para 1.191 trabajadores o más recientemente Orange España, que anunció otro ERE para 485 empleados.

Desde el Gobierno han expresado su malestar por estos anuncios, sobre todo por los referidos al sector bancario, e incluso el Ministerio de Trabajo ha interferido ya remitiendo a las entidades sendas cartas en las que les avisaba de que están obligadas a negociar con los sindicatos medidas dirigidas a evitar o reducir los despidos planteados. 

Recuperar la autorización administrativa

Ahora, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, pretende ir más allá y ha anunciado que se estudiará una “fórmula” para intervenir en los expedientes de regulación de empleo, en una clara advertencia a las empresas que barajen algún tipo de despido colectivo.

Así lo ha anunciado durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta a una pregunta del diputado de Bildu, Oskar Matute, sobre las intenciones del Ejecutivo para abordar el desmontaje de la reforma laboral. Díaz ha garantizado la derogación de la reforma laboral del año 2012 del anterior Gobierno del PP, señalando que el artículo 41 “impide que a día de hoy se pueda actuar en los despidos colectivos”. 

Por ello, ha avisado de que “hay que buscar una fórmula que permita actuar” al respecto de dichos EREs. Fuentes del Ministerio de Trabajo explican a Economía Digital que se refiere a los requerimientos enviados y que se estudiará la recuperación de la autorización administrativa que hasta su eliminación en 2012 se exigía para la realización de despidos colectivos llevados a cabo por los empresarios. 

Con la norma laboral quedó vigente, eso sí, la exigencia de la efectuación de un periodo de consultas y la participación de los representantes de los trabajadores en el mismo, tal y como recordó el Ministerio a las entidades financieras en las cartas remitidas. 

Ayer mismo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, dijo creer que habrá “muy pocos” ERTE que se traduzcan en ERE, y los circunscribió al sector del turismo y la hostelería.

Bildu presiona y Díaz garantiza el fin de la reforma laboral este año

Más allá de los ERE, Díaz ha confirmado a EH Bildu que derogará la reforma laboral antes de fin de año en cumplimiento con el acuerdo firmado con el PSOE y Unidas Podemos hace exactamente un año para dejar sin efecto la reforma laboral de 2012.  

En detalle, Díaz ha asegurado que se buscará el “reequilibrio” en la actuación negocial “quebrado por el PP” para alcanzar el carácter “tuitivo” del derecho laboral, así como recuperar la ultraactividad para que los convenios no pierdan su vigencia, y la modificación “sustancial” del artículo 41 referido a las condiciones de trabajo. 

Además, ha indicado que aunque no se encuadra en la reforma laboral del PP, el Ejecutivo también modificará el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores referido a la subcontratación, para evitar casos como el de las camareras de piso que perciben “3 euros a la hora por limpiar una habitación”. 

Según Díaz, la reforma laboral “ha provocado la mayor bajada salarial de la historia de España y el empobrecimiento de las clases trabajadoras”. “Ya lo dijo en esta Cámara la exministra popular, Fátima Báñez“, ha agregado.

De su lado, sin “desmerecer” el marco del diálogo social, el diputado de Bildu Oskar Matute ha exigido a Díaz acometer la derogación de la norma laboral del PP porque “cada día es un día más de castigo a los trabajadores”. 

Precisamente Matute ha pedido recuperar la autorización laboral para los EREs ante la “cascada injustificada”, así como recuperar la ultraactividad indefinida, derogar la prioridad aplicativa de convenios de empresa sobre sectoriales y recuperar indenmizaciones anteriores a la reforma laboral.  

El portavoz adjunto de EH Bildu ha tendido la mano de la izquierda soberanista vasca al Gobierno para unir fuerzas y “traer vientos” que pongan fin a la brecha salarial entre mujeres y hombres, a la precariedad juvenil y al miedo a perder el trabajo y la vivienda. 

Mirada al cielo de Calviño

En el momento en el que Díaz ha manifestado el compromiso de “derogar la reforma laboral del PP”, la vicepresidenta segunda de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha mirado hacia arriba y ha lanzado un suspiro que dejaba entrever su disconformidad con la afirmación.

Calviño se ha mostrado en múltiples ocasiones contraria a la derogación de la reforma laboral del PP al considerar que es mejor “mirar al futuro” y primar las demanda de Bruselas, en lo referido a políticas activas de empleo o paro juvenil, en línea con la postura de CEOE. Al término de la intervención de Díaz, la vicepresidenta Calviño se ha marchado del hemiciclo, si bien se trata por motivos de agenda, ya que a las 16 horas interviene en el 43 Congreso Confederal de UGT.

Cambiar las bonificaciones

En respuesta a otra pregunta formulada por la diputada de ERC Marina Rosique, Díaz ha asegurado que trabajará también para cambiar “completamente” las bonificaciones a la contratación bajo la convicción de que son un “peso muerto en la economía. Yno sirven para los objetivos”. 

Rosique ha rechazado las bonificaciones al considerar que las empresas salen beneficiadas al pagar menos a la Seguridad Social y vaciar la “hucha”, mientras que esos “pocos miles de euros” no les incentivan a contratar. 

En respuesta a otra pregunta del diputado de la CUP, Albert Botran, quien le ha pedido a la ministra que no se “escude” en el diálogo social para atrasar los cambios importantes que supongan la derogación de la reforma laboral, Díaz ha defendido la importancia del diálogo social. Para acometer transformaciones. 

La vicepresidenta tercera ha abogado por la flexibilidad interna frente a la externa (despidos) y ha defendido frente a las críticas de Botran la propuesta de tres contratos porque “por excelencia” será el estable. “Antes de diciembre comparecerá y rendiré cuentas y haré lo que tenga que hacer”, ha concluido, pidiendo “un poco de confianza”. 

Ante las críticas del PP: “Por primera vez salimos de una crisis sin recortes”

Entre tanto, Díaz ha mantenido su semanal intercambio de reproches con el secretario general y diputado del PP, Teodoro García Egea, quien ha criticado la gestión económica del Gobierno en lo referido al “hachazo” a los autónomos con el nuevo sistema de cotizaciones propuesto, los impuestos o los recortes “ocultos”. 

Ante las críticas de García Egea, Díaz ha defendido que “por primera vez se sale de una crisis sin aplicar recortes”, y ha recordado que mientras que en la pasada crisis se perdieron 551.000 trabajadores autónomos, ahora ha aumentado el trabajo por cuenta propia. 

También ha afeado al diputado ‘popular’ sus críticas recordando los “recortes” del PP, como 9.500 millones en prestaciones por desempleo, los 6.000 millones en materia de Sanidad, el copago farmacéutico a los pensionistas a los que “les han hecho la vida imposible” y los 5.000 millones menos en educación en becas. 

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, también ha cuestionado en un tuit que Yolanda Díaz afirme que va a derogar la reforma laboral del PP al ser “lo contrario de lo comprometido por Calviño en Bruselas”.  “¿Quién está mintiendo? ¿Dónde miente el Gobierno: en España o en Bruselas? Así ponen en riesgo los fondos europeos, deben aclararlo inmediatamente”, ha añadido en el mensaje.