El nuevo Moves eleva hasta los 7.000 euros las ayudas para la compra de coches eléctricos

El plan de incentivos a la compraventa de vehículos limpios contará con un presupuesto de 400 millones, ampliable a 800 millones, y tendrá dos años de duración

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante la presentación junto a representantes de patronales y sindicatos de las ayudas de la tercera edición del Plan Moves. EFE/Zipi

La tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) contará con un presupuesto de 400 millones de euros y estará vigente hasta 2023. El plan, ampliable hasta los 800 millones, supondrá que las ayudas a la compra de coches eléctricos podrán alcanzar los 7.000 euros. Queda supeditado, eso sí, a la llegada de los fondos europeos Next Generation EU.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, presentó este viernes en sociedad el Moves III, que entrará en vigor tanto para la adquisición de coches como para motocicletas y camionetas. La subvención se incrementará frente a la ayuda máxima de 6.500 euros que ofrece el Moves II.

En el nuevo paquete, el incentivo máximo para la adquisición de un turismo será de 7.000 euros y para la compra de una moto será de 1.300 euros. A cambio, habrá que achatarrar un vehículo de más de siete años de antigüedad. De no jubilar ningún automóvil, el máximo a percibir se reducirá a 4.500 euros.

Además, el Ejecutivo incorporará una línea adicional para que taxistas y conductores de VTC renueven sus vehículos. También habrá partidas especiales para los habitantes de municipios con menos de 5.000 habitantes y personas con la movilidad reducida.

El Moves III elevará la parte del presupuesto destinada a la instalación de puntos de carga, tanto para particulares como para pymes, autónomos y comunidades de vecinos.

“El nuevo plan Moves III ayudará a incentivar la demanda”, celebra Anfac

Tras el anuncio, el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, celebró que el nuevo Moves ayudará a “incentivar la demanda”. La felicitación se produce después de meses de críticas al Ejecutivo por la subida del impuesto de matriculación o el fin del anterior plan Renove.

El dirigente recordó que la automoción significa el 60% de la industria en España. El sector se impuso como objetivo lograr su descarbonización completa en 2040. El Gobierno quiere tener cinco millones de vehículos eléctricos en las carreteras para 2030, una cifra para la que en 2023 ya habría que haber alcanzado las 250.000 unidades.

De los Mozos destacó que en las fábricas españolas se invirtieron más de 13.000 millones de euros para adaptarse a la nueva realidad y la producción de vehículos electrificados (híbridos enchufables y eléctricos) en plantas del país saltó de menos de 300 en 2019 a 84.000 en 2020.

El adiós del ‘plan Renove’

“Es necesario hacerlo fácil”, señaló Ribera durante la presentación. “Hemos optado por arrancar un programa del que se pueden beneficiar las familias, las pymes, los autónomos y el conjunto del país”, añadió la ministra.

La ministra destacó que pretende evitar “desajustes” entre los consumidores con el plan. No lo logró con el anterior plan Renove, presentado el pasado verano y del que solamente se utilizaron 37,7 millones de los 250 millones de euros disponibles. A pesar de solo haber gastado el 15% de los fondos, el Gobierno se negó a prorrogar las ayudas, que sí tenían presupuesto para vehículos de gasolina y diésel.