El turismo, sin noticias de los 3.400 millones prometidos por Reyes Maroto

Exceltur, Cehat y los sindicatos denuncian la falta de información sobre la aplicación de los fondos europeos casi un año después del anuncio del Gobierno

Reyes Maroto, ministra de industria. EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció el pasado mes de noviembre una inversión de 3.400 millones de euros durante tres años para ayudar a la recuperación del sector turístico tras la pandemia. 

Esta inversión, forma parte del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia que el Gobierno ha puesto en marcha y tendrá un impacto estimado en el turismo de 44.000 millones de euros, según lo anunciado.  

A mediados de agosto, España recibía los primeros 9.000 millones de euros de un total de 70.000 millones que llegarán a nuestro país entre 2021 y 2023 procedentes de los fondos europeos, con los que se va a financiar el Plan de Recuperación.  

En todo este tiempo, Maroto no se había pronunciado sobre cómo se distribuirían los 3.400 millones que van dirigidos al turismo, ni sobre cuándo empezarían a llegar a estas ayudas o de qué forma.  

La ministra solo había manifestado la importancia de aprovechar la crisis sanitaria para acelerar la transformación del modelo turístico, incorporando la digitalización y la sostenibilidad ambiental, socioeconómica y territorial. 

El responsable del sector de hospedaje de la Federación de Servicios de CCOO, Miguel Ángel Ortiz, se muestra claro “no hay nada definido, ni los plazos ni las formas. Estamos en un compás de espera”. Ortiz denuncia la desinformación sobre cómo se reparten las ayudas y quién decide sobre ellas.

El director general del instituto tecnológico hotelero (ITH), Álvaro Carrillo de Albornoz, revela que “hay letra pequeña”. De los 3.400 millones de euros, 1.900 van para municipios (ayuntamientos, Cabildos…) y 500 millones se destinarán a rehabilitar el patrimonio, como palacios o castillos que puedan tener uso turístico. 

Además, habrá 100 millones para las Islas Canarias y otros 100 para las Islas Baleares; quedando disponible para las empresas del sector únicamente 300 millones, 80 de ellos irán destinados a la transformación digital y 220 millones para la economía circular y la sostenibilidad.  

“Esta es la foto resumen, 2/3 partes de las ayudas irán destinados al sector público” destaca. Aunque prefieren 300 millones “a nada”. Sin embargo, advierte de que hay mucha confusión, pues las empresas (grandes y pequeñas) están preparando proyectos a la espera de que lleguen los fondos europeos sin ni si quiera saber cuándo se abrirá el plazo para presentarlo y los requisitos. 

«No todas las empresas necesitan inteligencia artificial, algunas requerirán ayudas más básicas»

“Hay quien cree que podrá poner wifi en el hotel o implantar una herramienta para mejorar el sistema de reservas y confían en que una parte del gasto lo cubrirán los fondos”. Pero recuerda que los 80 millones destinados a la transformación digital, se usarán para proyectos de inteligencia artificial. 

Y en ITG defienden que no todas las empresas, sobre todo las más pequeñas, necesitan una tecnología tan avanzada sino herramientas más básicas. “Estamos trabajando para que las ayudas a la digitalización sean lo más aplicable posible”. 

Se muestra convencido de que la administración no lo está gestionando bien, pues desde enero, el Gobierno no ha sido capaz de poner en marcha una oficina de proyectos a sabiendas de todas las ayudas que se tienen que tramitar ahora. “Ocho meses después siguen sin desvelar si habrá cofinanciación o no, si habrá concurso y cuándo será”.

 En opinión de ITH y Cehat, se tendría que haber trabajado en ello y tener clara las herramientas para estos fondos, porque las ayudas para los destinos “ya están en marcha y se están licitando”.  

A Exceltur le preocupa la falta de estrategia 

José Luis Pereda, vicepresidente de Exceltur, recuerda que la asociación pidió insistentemente ayudas a fondo perdido para el sector turístico con las que compensar la debacle han sufrido por la pandemia. Estas se aprobaron el pasado 15 de marzo (9.000 millones) pero, ni son íntegras para el turismo, ya que entraron otros subsectores, ni han llegado. “Empezamos septiembre y no se ha podido beneficiar nadie”, comenta.  

Y entre tanto, el sector empresarial sigue expectante ante el desconocimiento sobre cómo se van a aplicar los fondos europeos. “Seguiremos insistiendo en la necesidad de un PERTE para el sector turístico español que ayude en la transformación interterritorial de los destinos turísticos”.  

Defiende que tiene más sentido que haya dos grandes operaciones de Estado, de alcance nacional, y donde intervenga el sector privado, a que se repartan los fondos en miles de iniciativas propuestas por las Comunidades Autónomas y sumen menos. “Nos preocupa la falta de estrategia”, señala. También, que no se hayan admitido Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, (PERTE), cuando en otros sectores como la agricultura, ya se han anunciado.

Exceltur considera que los 3.400 millones de euros destinados al turismo, es una cantidad “exigua” para lo que representa el sector en la economía y para los problemas de competitividad que tiene el sector turístico español. Tampoco aplauden que se destinen 1.900 millones para reforzar la su sostenibilidad de los destinos turísticos sin consultarlo con el sector empresarial.

“En los comités están sentados funcionarios de la administración pública -central, local y autonómica- pero no hay nadie del sector privado”. Pereda añade que esto abre interrogantes, entre ellos, conocer mejor los usos finalistas de los fondos, por qué no se tiene en cuenta al sector privado, cómo se van a distribuir los fondos y si se va a llevar a cabo una estrategia armónica, con sinergias. En su opinión “se está improvisando”