| Foro Food ED

«Europa debe recuperar la soberanía alimentaria, la ha delegado en las grandes empresas»

Los agricultores y ganaderos piden al Gobierno más apoyo al sector primario aunque admiten que no hay una tecla mágica para solucionar la crisis de precios

Pedro Sánchez y Ursula Von der Leyen. EFE/ Andreu Dalmau

La subida de precios en la alimentación se puede solucionar con medidas estructurales, a medio y largo plazo, para que los consumidores no vuelvan a sufrir las mismas consecuencias que ahora ante eventos imprevistos, como una guerra. Estas medidas deben respetar el pacto verde, lo que implica la transición hacia un modelo más sostenible. Pero además, la Unión Europea debe recuperar la soberanía alimentaria, que en los últimos años se ha delegado a las grandes empresas.

Así lo han puesto de relieve en la segunda edición de Foro Food ED, el gran foro sobre el futuro de la alimentación de Economía Digital, Alejandro Gutiérrez, coordinador sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias de España; y Andoni García, responsable de Mercados Agrarios de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos).

Gutiérrez cree que administraciones deben actuar en tres áreas para que el sector agroalimentario pueda soportar los altos costes del combustible y la escasez de cereales, maíz y fertilizantes, u otros productos que se importan de Ucrania y Rusia. Pero en general, para que cambie el sistema productivo y los agricultores y ganaderos dejen de ser el eslabón más débil.

Por un lado, se tendrían que aplicar medidas paliativas, como la actual subvención a la gasolina o las ayudas directas a ganaderos; Pero también, medidas «casi filosóficas», donde se encuentra la estrategia de la granja a la mesa y el pacto verde europeo. Aunque aquí indica, que tiene que ser rentable.

«Dentro de este marco creemos que hace falta cintura, no tendría sentido en un marco de desabastecimiento reducir la producción cuando lo que queremos es lo contrario». En su opinión, el debate debe estar muy ligado a la innovación y la ciencia. Y un tercer bloque de medidas, añade, debe estar relacionado con medidas estructurales, a medio y largo plazo.

«Para nosotros es básico favorecer el papel del agricultor en la cadena, pero no hay una medida única por parte del Gobierno o de la Unión Europea, el problema es multifactorial y las soluciones igual».

Andoni García comparte «que no hay una tecla mágica» y sí, muchos instrumentos que poner en marcha. En COAG defienden que la ciencia y la tecnología deben estar en este proceso, pero para avanzar hacia un modelo más sostenible y no industrial. «No estamos de acuerdo en que la biotecnología sea una de las claves».

Consideran que hay que afrontar un modelo basado en la sostenibilidad y que la Unión Europea debe recuperar los instrumentos para decidir sobre la agricultura y la alimentación. «Hay que recuperar la soberanía alimentaria que se ha delegado en las grandes empresas». Y en nuestro país, insta al Gobierno a sacar adelante la Ley de la Cadena, que todavía necesita desarrollo y más información.

También apunta a que se necesita un cambio de cultura en todos los operadores, para que se deje de «machacar» al eslabón más débil, los agricultores y ganaderos.

Ambos coinciden en que no hay un país que lo esté haciendo mejor o peor que España con la gestión de la inflación y la subida de precios de los alimentos. Alejandro Gutiérrez cree que el modelo de la UE en su conjunto «es muy bueno y es el que hay que perseguir a nivel país», porque es donde mejor podrán defender sus intereses los agricultores y ganaderos.

Sin embargo, Andoni García rebate esta teoría y destaca que el modelo al que va la UE «no es precisamente el correcto» y debe cambiar porque camina hacia ‘la uberización del campo’, algo que va en contra de los agricultores y también de los consumidores. «El pacto verde debe tenerse en cuenta en la transición para un modelo más sostenible», concluye.