Iceta anuncia la oferta de empleo público de 2021 para junio

El Gobierno prohibirá por ley los abusos de temporalidad y reducirá la interinidad a una bolsa del 8% en la Administración

El nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta. EFE/ Ballesteros POOL

El nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta. EFE/ Ballesteros POOL

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, se ha estrenado este jueves en la Comisión ministerial de sus competencias en el Congreso con el anuncio de una fecha muy esperada por cientos de miles de opositores de toda España. 

Iceta ha avanzado que la oferta de empleo público (OEP) de este año se publicará el próximo mes de junio con el fin no debilitar los servicios públicos, por lo que alcanzará a “todas las administraciones”, aunque no de una forma igual. 

La última oferta de empleo público para la Administración General del Estado (AGE) fue aprobada el pasado mes de octubre, correspondiente al ejercicio 2020, con un total de 28.055 plazas, cifra inferior a la oferta de 33.000 plazas del año previo, que fue la mayor de los últimos diez años. 
 
Los Presupuestos de este año elevan por primera vez la tasa de reposición al 100%, y alcanza en algunos ámbitos incluso el 115%, como en el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ha recordado Iceta. 

Coto legal a la temporalidad 

La hoja de ruta para el área de Función Pública marcada por el nuevo ministro pasa por la modernización de las administraciones públicas, componente dotado con 4.000 millones (de ellos 1.000 millones para Política Territorial y Función Pública) del Plan de Recuperación enviado a Bruselas por el Gobierno. 

El objetivo es acometer una “verdadera” modernización del empleo público y atajar sobre todo la reducción de la temporalidad, que en la AGE alcanza el 8%, pero las ratios superan el 30% a nivel autonómico, en áreas como salud, educación, justicia o investigación. 

Por ello, en diálogo con CCAA y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se ha comprometido a reducir la tasa de temporalidad “drásticamente” mediante una reforma del Estatuto Básico del Empleo Público que fije la obligatoriedad de cubrir las plazas que actualmente ocupan trabajadores sin contrato fijo. 

En concreto, se regulará el carácter “excepcional” y se delimitará la duración máxima de la temporalidad del empleado público mediante la prohibición, vía sanciones, de que se den casos de personas sin contrato fijo durante años, limitando el encadenamiento de contratos y con la ampliación de los procesos de estabilización. 

Rejuvenecer plantilla y atraer talento:  primará menos la capacidad memorística

Además, se trabaja en un plan de captación de talento para reducir la edad media de las plantillas –de 52 años de media frente a los 42,5 años del sector privado--, modificando los procesos de selección para que primen la capacidad y la actitud y menos a la capacidad memorística. 

Todo se canalizará mediante la elaboración de un plan estratégico de reforma del modelo de acceso al empleo público. El Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) también ultima un plan estratégico de mejora de la capacitación digital. 

También ha adelantado Iceta que tras el verano se aprobará un real decreto de Teletrabajo en la AGE para dar soluciones a las zonas poco pobladas y cobertura a vacantes en esas zonas, y que se prepara el borrador de la nueva Ley de Función Pública para una reforma “integral”. 

A través de la nueva norma, que modificará el régimen del empleado público en la AGE, se desarrollará la figura del directivo público profesional.