La llegada de Ómicron a China incrementa el temor a nuevos bloqueos en las cadenas de suministro

Muchos fabricantes chinos han suspendido la producción por el aumento de contagios en el país asiático

La llegada de Ómicron a China incrementa el temor de nuevos bloqueos en las cadenas de suministro. En la imagen, un buque portacontenedores atracado en un puerto de Hong Kong. / EFE

La variante Ómicron ya ha llegado a China, poniendo en riesgo las cadenas de suministro. El primer caso se ha detectado en Tianjin, una ciudad portuaria situada al sureste de Pekín, y coincide con un momento en el que miles de personas están sometidas a nuevos confinamientos por los brotes de coronavirus que han surgido. Global Times, un tabloide nacionalista del Partido Comunista, informó que se trataba de un ciudadano polaco que voló desde Varsovia.

Las ciudades de Hangzhou, Shaoxing y Ningbo, todas ellas al sur de Shanghai, han informado de casi 200 positivos esta semana, lo que llevó a las autoridades a imponer restricciones de movimiento hasta marzo de 2022, según han informado medios estatales. Y esto ha provocado que muchos fabricantes hayan suspendido la producción. 

El problema principal se encuentra en Ningbo, uno de los puertos de contenedores más grandes del gigante asiático. El aumento de restricciones hace sonar los temores de nuevos cuellos de botella en la cadena de suministro global. 

«Tenemos productos por valor de al menos 120 millones de rupias (casi 17 millones de euros) esperando ser enviados»

Xia Yanhong, dirigente de fábricas textiles en Shaoxing

Xia Yanhong, dirigente de fábricas textiles en Shaoxing, aseguró en declaraciones a Financial Times que una de sus plantas se vio obligada a cerrar y otras tres sometidas a estrictos controles operativos. «Tenemos productos por valor de al menos 120 millones de rupias (casi 17 millones de euros) esperando ser enviados», explico. Y sus principales clientes son europeos. «Si no pueden enviarse pronto, tendrá un gran impacto en nosotros”, lamentó.

Un grupo de trabajadores prepara paquetes para el suministro del comercio electrónico en 2020. EFE/Archivo

Esta situación se repite en docenas de empresas que cotizan en Shanghai y Shenzhen, según ha informado el diario británico. «Excepto por la prevención de epidemias y la protección de los medios de vida de las personas, todos los demás trabajos serán suspendidos», apuntó Zhejiang Jingsheng Mechanical & Electrical Co en un documento enviado a la Bolsa de Valores de Shenzhen. Se trata tan solo de uno de los más de diez avisos enviados este lunes al parqué chino.

China distribuye dosis de refuerzo

Ante esta situación, Jin Dongyan, virólogo de la Universidad de Hong Kong, señaló que la presencia de la variante Ómicron en el país estimularía los esfuerzos del gobierno para distribuir inyecciones de refuerzo. Los funcionarios de salud han distribuido en torno a 2.500 millones de dosis de vacunas Sinovac y Sinopharm fabricadas en China, pese a las dudas relacionadas con la protección que otorgan, que es relativamente baja.

“Incluso si no estamos seguros de la efectividad de las vacunas contra Ómicron, se deben administrar inyecciones de refuerzo, especialmente a personas de alto riesgo”, afirmó Jin. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.