Los hoteles cierran un 2020 negro: las pernoctaciones cayeron un 73%

Solo el 60% de los establecimientos hoteleros permanecen abiertos tras un año marcado por las restricciones sanitarias que han impedido viajar

pecto de uno de los muchos hoteles cerrados en Barcelona por la crisis del coronavirus. EFE/Alejandro García

pecto de uno de los muchos hoteles cerrados en Barcelona por la crisis del coronavirus. EFE/Alejandro García

La crisis del coronavirus ha dejado prácticamente sin opciones a las empresas hoteleras que han encadenado diez meses de pérdidas como consecuencia de las restricciones de viaje y del desplome del turismo. Las pernoctaciones se han reducido en 2020 un 73,3% en España con respecto al año anterior, cuando todavía no se intuía la amenaza de la Covid-19.

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado este lunes su Encuesta de Coyuntura Hotelera que confirma el batacazo que se ha llevado el sector en el peor año de toda su historia, marcado por las medidas sanitarias. La tasa de ocupación de las habitaciones se ha situado al cierre del año en un 33,7%. Son 44 puntos menos que las cifras del año anterior.

La falta de clientes han forzado además a las empresas a reducir los precios de las habitaciones. Los costes por alojarse en un hotel español en el último año han caído un 6% como consecuencia de la pandemia de coronavirus. La facturación media de cada habitación se ha reducido hasta los 71,4 euros, lo que representa un 17,1% menos que en 2019.

Apenas un 60% de los hoteles continúan abiertos tras la pandemia

La crisis económica ha abocado a muchas de las empresas destinadas al alojamiento a tener que cerrar sus puertas temporal o definitivamente. El sector ha terminado el 2020 con un total de 7.684 establecimientos abiertos en todo el país. Es un 39,3% menos que el mismo periodo del año anterior, antes de que arrancara la pandemia.

Los efectos de la crisis sanitaria se han sentido a lo largo de todo el año pero han tenido un mayor impacto con la llegada de las oleadas de contagios. El mes de abril fue el más dramático con una suspensión del 100% de la actividad debido a la implantación del primer estado de alarma que provocó un severo confinamiento domiciliario.

Comparativa de las pernoctaciones acumuladas en 2019 y 2020 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La desescalada dejó una ligera moderación en el verano, cuando se reactivó parte del turismo en España. En agosto la reducción de las pernoctaciones descendió hasta el 64,3%. Sin embargo el inicio de los rebrotes volvió a tumbar a los hoteles. Desde octubre, con el inicio de la segunda oleada de casos positivos, no se ha logrado rebasar el umbral del 80%.

La falta de turistas extranjeros condena a los hoteles españoles

Buena parte del resultado de este agujero económico está marcado por la caída de del turismo extranjero. Las recomendaciones sanitarias, las restricciones internacionales de viaje o la necesidad de portar una PCR negativa en el tramo final de la pandemia han impedido la visita habitual de los viajeros europeos.

El mercado de visitantes alemanes se ha hundido un 87,3%, mientras que el de los turistas británicos se ha desplomado un 89%. Entre los dos países suman casi la mitad de los ciudadanos no residentes que escogen España cada año para pasar sus vacaciones.

Hamacas vacías en la playa de Benidorm, una de las zonas más afectadas por la caída del turismo internacional| EFE/ML/Archivo
Hamacas vacías en la playa de Benidorm, una de las zonas más afectadas por la caída del turismo internacional| EFE/ML/Archivo

También ha caído la llegada de personas procedentes de Francia (-83,4%), Bélgica (-81,5%) o Italia (-91,8%) que también concentran a buena parte de los visitantes.

Canarias logra maquillar ligeramente sus cifras

El impacto de la caída del turismo se ha sentido en todas las comunidades autónomas españolas. Las condiciones epidemiológicas algo más favorables han logrado reducir un poco el efecto negativo en Canarias, que ha sido el principal destino elegido por los extranjeros. Un 22,3% de los visitantes han optado por el archipiélago que se ha mantenido durante toda la pandemia con cifras de incidencia acumulada muy por debajo de la media española.

A pesar de esta diferenciación, las islas también han notado una reducción de las pernoctaciones en un 72% con respecto al año anterior. Tan solo están un punto por debajo de la media española.

El desplome en otros destinos por excelencia de los turistas extranjeros como Cataluña ha sido del 85,5%, mientras que en Andalucía las noches de hotel se han hundido un 81,5% en un 2020 negro para las empresas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.