El paro baja en 86.260 personas en abril y España supera los 20 millones de afiliados

El 48,2% de los contratos firmados en abril fueron indefinidos al registrarse 698.646 contratos de este tipo, la mayor cifra de la historia, y la Semana Santa impulsó la creación de 184.576 nuevos afiliados

Un hombre entra a una oficina de empleo en Madrid. EFE/Mariscal

El mercado laboral español esquiva el impacto de la guerra de Ucrania y la crisis energética y vuelve a mejorar con el impulso de la Semana Sana. España logró superar en abril por primera vez en su historia los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social al registrar 184.577 nuevos ocupados por el impulso de la Semana Santa, al tiempo que el paro disminuyó en 86.260 personas, cuadruplicándose los contratos fijos al suponer el 48,2% de los contratos suscritos.

Los datos publicados este miércoles por los Ministerios de Trabajo y de la Seguridad Social reflejan que el mercado de trabajo español resiste el envite de la guerra, en un contexto de crisis energética y alta inflación, registrando incluso el hito de superar la barrera de los 20 millones de ocupados, en concreto, 20.019.080 cotizantes registrados de media en abril.

Y es que la Semana Santa impulsó la creación de 184.577 nuevos empleos (+0,93%) en lo que ha sido el mejor abril desde el año 2019, sobre todo en sectores como el de la hostelería, que registró 110.000 ocupados. El Ministerio subraya que el buen comportamiento del mercado laboral ha tenido lugar «en un contexto económico y de inflación complejo» y de eliminación de los ERTE ligados a la pandemia, que sin embargo no ha producido deterioro en la afiliación.

En términos desestacionalizados sí se constata en cambio una ralentización en el ritmo de creación de empleo, ya que se generaron 33.244 puestos de trabajo (+0,17%), con un año consecutivo al alza, hasta un total de 19.991.723 afiliados, lo que supone el mejor dato de toda la serie histórica.

Las cifras de contratación publicadas permiten también calibrar el efecto de la reforma laboral impulsada por el Gobierno y acordada a nivel tripartito. En abril se registraron 698.646 contratos indefinidos, lo que supone el 48,2% del total de contratos suscritos en el mes, aumentando el porcentaje de indefinidos al 77% sobre el total.

Así las cosas, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo disminuyó en 86.260 parados en abril (-2,77%), el mayor descenso en este mes desde 2019. La cifra total de desempleados es de 3.022.503 personas, su menor nivel en un mes de marzo desde 2008, teniendo en cuenta también efecto de la contratación por Semana Santa. Con todo, España duplica la media europea de paro y desempleo juvenil.

Más de 963.000 nuevos empleos en el último año

Con esta evolución, respecto a hace un año el paro ha descendido en 888.125 personas (-22,71%), la mayor caída interanual de la serie al tiempo que la afiliación ha crecido en 963.782 personas (+5,06%). Eso sí, cabe recordar que en las cifras de paro no se tienen en cuenta los afectados por ERTE ni los 100.000 autónomos con prestación de cese de actividad acogidos.

Si se comparan las cifras con febrero de 2020, antes de la pandemia, el paro ha bajado ya en 223.544 personas, ya que entonces había 3.246.047 desempleados, y hay ya 768.851 afiliados medios más, ya que había 19.250.229 cotizantes antes de la crisis. En términos desestacionalizados hay 505.859 afiliados más que entonces.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha celebrado los datos a pesar del «momento difícil marcado por los efectos de la guerra en Ucrania y por la pandemia», especialmente los 698.646 contratos indefinidos, la cifra más alta registrada y que supone unos «datos precedentes que reflejan que la reforma laboral ya está transformando la contratación».

En lo referido al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se refleja el frenazo en el crecimiento, al aumentar en 9.100 afiliados, el peor dato desde 2012, exceptuando abril de 2020, hsta un total de 3.332.636. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha avisado de que el crecimiento interanual es la mitad que el del año pasado y cinco veces inferior al régimen general (del 1,2% frente al 5,98%).

Récord de contratos indefinidos

La radiografía del empleo creado refleja que el número de contratos registrados en abril fue de 1.450.093, de los que 698.646 fueron contratos de trabajo fueron de carácter indefinido, la cifra más alta de toda la serie histórica, representando el 48,2% de todos los contratos suscritos (es decir, uno de cada dos nuevos contratos), frente al 10% habitual, algo que en el Ministerio de Trabajo achacan al impulso a la contratación estable de las medidas de la reforma laboral.

Trabajo destaca el aumento del peso de los contratos indefinidos que suponían el 10% del total en diciembre de 2021, previo a la reforma laboral, escalaron al 15% en enero, al 22% en febrero, en marzo al31% y ya en abril al 48% tras el primer mes de entrada en vigor de los nuevos contratos. El dato supone un alza del 325,8% sobre el mismo mes del año pasado, con 534.566 contratos indefinidos más, mientras que los contratos temporales han disminuido en 441.318 en el periodo.

Pese a la mejora de la foto global, el análisis pormenorizado de los datos aún arroja matices importantes, ya que del total de 698.646 contratos fijos suscritos en abril, 284.732 fueron a tiempo completo (+9,1% mensual y +177,4% interanual, con 182.100 contratos más en un año) y el resto, 413.914 (el 59,2%), a tiempo parcial o fijo discontinuo. Dentro de estos, se firmaron 175.154 contratos a tiempo parcial, que representaron el 25% del total de contratos indefinidos en el mes, tras subir un 19,3% a nivel mensual y un 297,6% a nivel interanual.

Asimismo, los empresarios también están decantándose por la modalidad contractual de los fijos discontinuos impulsada por la reforma laboral para sustituir a los contratos temporales, ya que se registraron 238.760 contratos de este tipo, el 34% del total de los fijos. Suben un 125% a nivel mensual y un 1.273% a nivel interanual.

Con todo, la contratación acumulada en el primer cuatrimestre refleja 1.767.836 contratos indefinidos, con un ascenso de 1.139.943 (+181,55%) sobre el mismo periodo del año 2021. Los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan de enero a abril de este ejercicio un total de 865.250, un 116,11% más que en igual periodo del año 2021. Las cifras de la Seguridad Social revelan que se han registrado 900.000 afiliados indefinidos más respecto a lo que era habitual antes de la pandemia en un mes de abril, de los que 645.000 sin fijos y otros 233.000 fijos discontinuos.

De esta forma, en abril el 77% de los afiliados tienen contratos indefinidos, lo que supone seis puntos más de lo habitual antes de la pandemia, y un 23% son temporales. En los años previos a la pandemia, esta distribución era del 70% de indefinidos, frente al 30% de temporales. Además, los contratos de menos de una semana han pasado de ser el 75,8% del total de los firmados en el mes de abril en los ejercicios previos a la pandemia a representar el 28%.

17.000 trabajadores en ERTE-ETOP tras dos años de pandemia

En abril el número de trabajadores incluido en un Expediente de Regulación de Empleo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ERTE-ETOP) se estabilizó en torno a 17.000 trabajadores, tras el leve repunte de finales de 2021 por la ruptura de la cadena de suministros y a mediados de marzo por los paros del transporte.

El Gobierno aprobó el pasado 22 de febrero extender un mes más los ERTE COVID para facilitar la transición a los ERTE estructurales previstos en la reforma laboral, que entra en en vigor a partir del 1 de abril con el nuevo esquema permanente de ERTE de la reforma laboral, activándose ya el Mecanismo RED para las agencias de viaje, al ser el que mayor porcentaje de trabajadores tiene en ERTE (23%).

La hostelería impulsó el empleo con 110.000 ocupados más

Sin duda uno de los sectores que impulsó la creación de empleo en abril fue el de la hostelería, beneficiado por las contrataciones de Semana Santa, ya que se crearon 110.000 empleos en este sector (+8,9%), a distancia del resto de sectores que más generaron empleo, como fueron transporte y almacenamiento (11.510 afiliados más, +1,5%), comercio (9.115, +0,4%) y actividades artísticas y de entretenimiento (+6.644, +2,4%). Por su parte, disminuyó el empleo en la construcción, con 1.849 afiliados menos (-0,2%), actividades financieras y de seguros (-1.230 ocupados, -0,4%) y actividades sanitaria (-883, -0,05%).

En cuanto al paro, descendió en servicios en 65.422 personas (-2,98%), en agricultura en 9.544 personas (-6,10%), en construcción en 6.972 (-2,80%) y en industria en 4.340 personas (-1,71%).

Bajo criterios demográficos, el paro registrado entre los menores de 25 bajó en 10.952 personas, un 4,7% menos, superando los 221.000. Por sexo, el paro bajó entre las mujeres, ya que el desempleo femenino disminuyó en 43.043 mujeres (-2,35%), hasta 1.788.385, al tiempo que descendió el paro masculino en 43.217 (-3,38%), hasta 1.234.118 En términos anuales el paro baja en 474.740 mujeres (-21%) y en 413.385 hombres (-25%).

CCAA y gasto en prestaciones

Además, el paro bajó en todas las comunidades autónomas, especialmente en  Andalucía (-33.072 personas), Comunidad de Madrid (-10.931 personas) e Islas Baleares (-7.575 personas). En afiliación sobresalió el repunte en Baleares (+10,9%).

Por último, un total de 1.758.590 personas beneficiarias percibían una prestación al finalizar el mes de abril, por importe de 1.848,1 millones de euros. El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, fue de 1.078 euros. A su vez, el gasto en prestaciones por ERTE supuso 72 millones de euros, diez millones más que el mes de marzo.