Ribera busca asesores para movilizar 5.390M de los fondos europeos

El Ministerio de Transición Ecológica lanza un contrato de 400.000 euros para que una consultora trabaje con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)

El Gobierno de España ya trabaja con distintas propuestas para el Plan Next Generation EU, pero necesita aliados en esta búsqueda del maná europeo. El Ministerio de Transición Energética ha querido ir por este camino por la vía rápida, con urgencia, ante la necesidad de cerrar todos sus proyectos antes del 30 de abril y poder enviarlos a Bruselas para pasar el examen.

Así, la ministra Teresa Ribera y su equipo se han lanzado en la búsqueda de asesores, preferiblemente consultores especializados, para que trabajen con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Se trata de la entidad pública empresarial adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), a través de la Secretaría de Estado de Energía, y la encargada de canalizar los fondos europeos para el ministerio.

Este contrato, cuyo valor es de 400.000 euros, se ha licitado bajo la fórmula “negociado sin publicidad”, es decir, la vía rápida del Gobierno y la menos transparente para adjudicar un contrato público. Dicha propuesta se traduce en que es el Ejecutivo quien de manera proactiva busca a las empresas.

El ministerio busca asesores a través de la fórmula del contrato negociado sin publicidad, la menos transparente para licitar un contrato público

Desde el ministerio justifican el método explorado para buscar asesores en la urgencia y la importancia en la obtención de fondos. Afirman que el Gobierno ha manifestado su intención de acelerar los planes de Ribera mediante estos fondos en el periodo 2021-2023.

Bruselas movilizará 5.390 millones

Como prueba de esta intención, la partida correspondiente a la Secretaría de Estado de Energía en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es de 5.390 millones de euros. La cifra corresponde al anticipo del mecanismo de Bruselas en este año 2021.

Para poder movilizar estos recursos en un único ejercicio, afirman desde el ministerio en su pliego de condiciones administrativas, “resulta imprescindible comenzar a desarrollar ya los distintos instrumentos a través de los cuales se materializarán dichos fondos”.

El 30 de abril termina el plazo para presentar ante Bruselas los proyectos para los fondos europeos

En Transición Ecológica resumen que es necesario completar en tiempo y forma los requisitos de Bruselas. El Ejecutivo comunitario ha establecido que la presentación del conjunto de todo el plan español, así como el del resto de países miembros de la UE, no debe demorarse más allá de este 30 de abril. 

El ministerio ya analiza proyectos

Desde el pasado 22 de diciembre, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico cerró su primera ventanilla para recibir solicitudes de manifestaciones de interés por entrar en los planes de Bruselas.

En este sentido, cada ministerio maneja unos plazos. Fomento, por ejemplo, mantiene esta ventanilla de solicitudes abierta hasta finales de esta semana (viernes 29 de enero), pero Economía no la cerrará hasta el próximo 15 de febrero.

Dichas ayudas, que serán de aproximadamente 72.000 millones de euros para el Gobierno de España este año, irán destinadas a objetivos como acelerar la transición ecológica.

No obstante, el paraguas del Plan Next Generation EU también acogerá iniciativas como la transformación digital y la cohesión territorial. Son proyectos que no se circunscriben necesariamente al ministerio de Ribera, sino que pueden encajar en más de un ministerio.