Solo Hungría y República Checa están peor que España con el coche eléctrico

Ninguna comunidad autónoma se acerca a la media europea de electrificación. El país avanza más lento que sus vecinos continentales

Imagen de archivo de un coche eléctricos, Tesla | Foto: EFE

Dentro de la escala de prioridades del Gobierno, la electrificación ocupa una posición alta a la hora de gastar los fondos europeos. El Ministerio de Transición Ecológica y el Ministerio de Industria ya pidieron proyectos al sector privado antes de empezar a adjudicar las ayudas Next Generation ante el largo camino que tienen por recorrer: España es el tercer país de Europa más retrasado en la electrificación.

La patronal de fabricantes Anfac publicó este jueves el último Barómetro de la Electromovilidad del año 2020. Al terminar el año, solamente República Checa y Hungría estaban por detrás, según los criterios utilizados por la institución. De hecho, la puntuación media europea dobla la española.

Ni siquiera los polos tradicionalmente más avanzados del país; como Madrid, Cataluña o el País Vasco; se acercan a los estándares continentales. “España progresa, pero de forma lenta: la mejora se produce por la evolución del mercado electrificado, mientras que las infraestructuras apenas avanzan”, lamentan desde la organización.

Barómetro de la Electromovilidad, 4T de 2020. Fuente: Anfac.

En la penetración del coche eléctrico, España logra subir una posición y supera a Italia. Una ascensión pírrica: sigue el cuarto por la cola. “La mejora está en línea de la observada en los países situados por debajo de la media europea, pero la distancia con los países líderes en electrificación crece”, añaden desde Anfac.

España sale incluso peor parada al analizar las infraestructuras de carga disponibles en el país. Es penúltima de la lista, solo por delante de Hungría y solo Cataluña y Baleares se acercan a la media continental. Apenas se detectó un incremento de puntos frente al mes de septiembre. En cambio, territorios como Noruega y los Países Bajos sí apostaron por el montaje de nuevas estructuras.

Anfac denuncia que existen seis tramos en la Península Ibérica en la que no hay cargadores eléctricos durante más de 100 kilómetros. “Casi toda la infraestructura disponible no permite cargar en tiempos razonables, una barrera fundamental para el usa del coche de cero emisiones”, lamenta.

La producción de coches eléctricos en España

Aunque no queda reflejado en el informe de la patronal, España también tiene deberes con la producción de eléctricos en su red de plantas. Solamente PSA –ahora Stellantis— en sus centros de Vigo, Madrid y Figueruelas (Zaragoza) apuesta definidamente por el país a la hora de ensamblar vehículos limpios. El resto de grandes marcas se conforma con elaborar automóviles híbridos.

En 2020, las fábricas españolas solamente sacaron a la carretera 55.992 unidades eléctricas, apenas el 2,47% de los 2,2 millones de coches que ensamblaron. Al sumar híbridos y de gas natural, la cifra asciende hasta 159.317 vehículos, el 7,02%.