American Tower ficha a una startup española para la implantación de las torres de Telxius

American Tower contrata a WePlan Analytics para conocer potenciales huecos de cobertura en los que puede tener sentido desplegar nuevas torres

El gigante American Tower se implantó con más fuerza en Europa tras su acuerdo histórico por la compra de Telxius (Telefónica-KKR-Pontegadea) por 7.700 millones de euros. La operación abrió la puerta de entrada a España a la compañía estadounidense, que tendrá 11.300 emplazamientos en el país.

Ahora, según ha podido saber Economía Digital de fuentes del mercado, la firma estadounidense ultima una alianza con Weplan Analytics, una consultora española de tecnología puntera que lleva años colaborando con operadores de telefonía y reguladores de Europa y Latinoamérica. 

El acuerdo de American Tower persigue tener más conocimiento sobre la calidad de las redes de los diferentes operadores que compiten en cada país. Weplan Analytics suministrará a American Tower la información que obtiene a través de su tecnología para conocer en detalle la calidad de la red que brindan todas las torres ya instaladas, tanto de las suyas propias adquiridas a Telxius como de otras compañías torreras de la talla de Cellnex.

La compañía también informará de los potenciales huecos de cobertura en los que puede tener sentido desplegar nuevas torres, señalan las mismas fuentes. 

Weplan Analytics es una startup que cuenta con el respaldo de inversores como Banc Sabadell y la Fundación JME (José Manuel Entrecanales), entre otros. Se dedica a la medición del rendimiento de la red de las operadoras, así como otros aspectos del mercado de las telecomunicaciones. En noviembre de 2019 lanzó la plataforma Satya Insights, basada en big data y geolocalización y con el objetivo de proporcionar a las compañías inteligencia sobre sus clientes y su entorno competitivo.

La carrera por ser el ‘rey’ de las torres

La alianza de American Tower y Weplan Analytics se enmarca en la pretensión de los operadores neutros por convertirse en los reyes de las torres de telecomunicaciones, unos activos que asegura ingresos a largo plazo y que las compañías de telefonía, sus propietarios hasta el momento, ya no necesitan y pasan de ser propietarios a inquilinos.

Para ello, los operadores neutros, también conocidos como torreras, están apostando por consumir más servicios de información sobre la calidad de las redes para mejorar el servicio. Con ayuda de tecnología, las propias torreras se están lanzando a realizar despliegue de nuevas torres sin la indicación directa de un cliente 

Consideran que con el acierto en estos despliegues, ubicando siempre las nuevas torres en lugares con una baja cobertura o calidad de red, conseguirán inquilinos (operadores como Telefónica, Orange o Vodafone) para sus torres, por lo que mejorarán así su rentabilidad.

En los últimos años, las torres de telefonía han pasado en su mayoría a manos de operadores neutros

Esta fiebre por las torres ha provocado que en los últimos años se experimente una concentración de activos en unas pocas empresas. Sin ir más lejos, Cellnex, que se ha convertido en la IBEX española de moda, ha cerrado desde 2019 acuerdos en Polonia, Reino Unido y otros países para aterrizar y hacerse con estos activos.

American Tower, por su parte, ha llevado a cabo la mayoría de estas operaciones al otro lado del charco, pero llevaba tiempo con ganas de explorar el mercado europeo. Fue este motivo el que le llevó a comprar las torres de Telxius a Telefónica, KKR y Pontegadea, los tres socios que crearon hace años esta compañía tras el interés de la operadora de segregar sus activos.

La compra de estas torres, que se cerró a múltiplos récord, supuso un refuerzo para American Tower en Alemania y Latinoamérica, además de España. Las condiciones de compra contemplan el traspaso conjunto de 30.722 emplazamientos.