Apple fija el 2024 para el lanzamiento de su coche autónomo

La compañía tecnológica ultima el diseño de una batería que reducirá el coste y ampliará la autonomía del vehículo

El consejero de Apple, Tim Cook, da la bienvenida a los asistentes de la WWDC 2019. Fotografía: Apple

El consejero de Apple, Tim Cook, da la bienvenida a los asistentes de la WWDC 2019. Fotografía: Apple

Apple se pone plazos para su proyecto de coche autónomo, con 2024 como año clave. El Proyecto Titán, como se ha conocido en los últimos años a la línea de investigación sobre coches autónomos de la compañía de la manzana, iniciado en 2014 y que ha sufrido varios cambios, podría tener ya unos objetivos específicos, según informa Reuters.

El objetivo de Apple con este proyecto es llegar a ofrecer un vehículo para consumidores —a diferencia de Waymo, la empresa de Google (Alphabet), centrada en los coches autónomos para el transporte de pasajeros con robotaxis y en la entrega de mercancías en la última milla—, para lo que está diseñando una batería que podría reducir “radicalmente” el coste y ampliar la autonomía del vehículo, según fuentes cercanas al proyecto, aunque Apple ha declinado hacer comentarios.

Para ello, la empresa de Tim Cook está empezando a llegar a acuerdos con otras empresas, como una compañía de sensores LIDAR, fundamentales en un coche autónomo, ya que lo que hacen es emitir pulsos de luz y medir lo que tardan en volver para realizar un mapa en tres dimensiones del entorno y predecir dónde se encuentran los obstáculos. También podrían utilizar algunos de estos sensores desarrollados internamente, ya que tanto el iPhone 12 como el iPad Pro utilizan esta tecnología.

El diseño de batería de Apple sería “monocélula”, lo que según los expertos consultados por Reuters podría liberar más espacio y añadir más material para mejorar la autonomía, así como barajan que su composición sea de litio-ferrofosfato, lo que podría ofrecer menos sobrecalentamiento y ser más seguras que las actuales de ion-litio.

“Es el siguiente nivel. Como la primera vez que vimos el iPhone”, asegura a Reuters una persona vinculada al proyecto de baterías de Apple.

Un desafío inmenso, incluso para Apple

Apple ya tenía un acuerdo con la compañía canadiense de componentes de automóvil Magna International para colaborar en este proyecto de coche propio, aunque tampoco se descarta que llegue a algún acuerdo con un fabricante del sector automovilístico, o que finalmente decida reducir su ambición a diseñar un sistema de conducción autónoma que se integre en los vehículos de otra compañía.

En todo caso, entrar en el sector automovilístico es una apuesta arriesgada que requiere de dos elementos: inversión y tiempo. “Si hay una compañía en el planeta con recursos para hacer eso, esta es probablemente Apple. Pero esto no es un teléfono móvil”, asegura un trabajador del Proyecto TitánReuters.

En cuanto al tiempo, llegar a rentabilizar la fabricación de coches es un camino muy largo. De hecho, Tesla no consiguió rentable hasta el tercer trimestre de 2018, es decir, 15 años después de ser fundada, y solo ha encadenado cuatro trimestres de rentabilidad en este mismo año.

No obstante, los expertos alertan que para que esta aventura sea rentable, Apple tendría que alcanzar un importante volumen de fabricación. “Para tener una fábrica viable, necesitas producir 100.000 vehículos cada año y seguir aumentando el volumen”, asegura una fuente conocedora del sector a Reuters. 

Noticia original: Business Insider

Autor: Miguel Ángel Moreno