Patrocinado por

Caixabank abre la puerta a que los tipos negativos repercutan en los clientes

El CEO señala que la sociedad "todavía no debe ser afectada por este factor", quizás si más adelante pues generan pérdidas a los bancos

Caixabank quiere que sus clientes se vinculen para no cobrarles comisiones, ahora, con Bankia dentro del grupo ya suman 14 millones de clientes que cumplen las condiciones para no pagar por tener una cuenta.

Pero a la entidad le pesa el lastre de los tipos negativos, una carga que el sector lleva soportando desde hace cinco años y según las previsiones del banco se alargará al menos otros tres.

Ante este escenario, el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar ha destacado este jueves durante la presentación de resultados trimestrales que no quiere que esta carga repercuta en los clientes particulares, algo que si están asumiendo las empresas.

Sin embargo, ha abierto la puerta a que pueda ocurrir más adelante al indicar que “la sociedad todavía no debe ser afectada por este factor”, quizás si más tarde pues ha aclarado que la recogida de depósitos en estos momentos genera pérdidas a las entidades financieras.

Entre tanto seguirán centrados en aumentar el número de clientes vinculados, aunque el CEO no ha aclarado si serán las condiciones de Bankia o las de Caixabank las que se impondrán para estar exentos de comisiones una vez se lleve a cabo la integración tecnológica, en noviembre.

Sin embargo, ha dado pistas al explicar que en el banco catalán “los requerimientos son muy bajos” y tienen una proporción muy superior de personas que no están pagando comisiones. En 2020 las dos entidades endurecieron las condiciones y si los clientes no tienen, de media, tres productos con su banco (por ejemplo, la nómina, los recibos domiciliados o un seguro) tienen que pagar comisiones.

CaixaBank es actualmente el banco que cobra las comisiones más elevadas. Sus clientes pueden pagar hasta 240 euros al año por mantenimiento de cuenta si no cumplen los requisitos. En Bankia, las condiciones son menos pero también sus comisiones.

Un cliente no vinculado puede llegar a pagar hasta 168 euros al año tras los cambios del programa Por ser Tú. En este sentido, Gortázar ha asegurado que la convergencia “va a ser favorable y los clientes se van a beneficiar en su conjunto”.

Los tipos de interés negativo, culpables

El consejero delegado ha culpado a los tipos de interés negativos de todos los males del sector bancario. La tendencia “pone presión a todo el sector que opera en Europa, en España y a nosotros, y tenemos que reaccionar para poder seguir siendo competitivos no el año que viene también los próximos 10 años”.

En su opinión ya es no es factor un coyuntural, “visto que llevamos 5 años”, es estructural porque generan presión en los márgenes y el rendimiento del crédito va bajando, el efecto es retardado porque no se reprecian a la baja inmediatamente, lo hacen cuando toca cambiar el tipo de interés o cuando vencen.

El CEO contempla que el escenario será muy similar, al menos en los siguientes tres años, pues es lo que recoge el mercado con sus cotizaciones. Un caso claro es el del Euribor a doce meses, que empieza a mejorar pero se mantiene en negativo.

“La situación es muy mala pero como sabemos que estará con nosotros mucho tiempo, tratamos de anticiparnos”, señalaba. En su caso, la solución ha pasado por fusionarse con Bankia, aunque tiene sus consecuencias “como es lógico”, refiriéndose al ERE que han puesto en marcha.

El CEO de Caixabank entiende que en Europa, con el bajo crecimiento y el envejecimiento de la población, los tipos siempre van a estar bajos, y los mismos han “desvirtuado el negocio tradicional” bancario, una situación que “desafortunadamente” seguirá así muchos años.