Caixabank acelerará el ERE con el 70% de las salidas antes de marzo

El banco prevé la salida de 4.500 personas y el cierre de 1.500 sucursales para el 1 de marzo con el objetivo de presentar un nuevo plan estratégico en el segundo trimestre

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Foto: Caixabank

Caixabank quiere presentar su nuevo plan estratégico en el segundo trimestre de 2022. Por eso, en marzo, cuando se haya cumplido un año de la fusión con Bankia quieren tener realizada la integración de oficinas (unas 1.500) y que haya salido el 70% del personal afectado por el ERE.

El banco acordó la salida de 6.452 personas. Este viernes, durante la presentación de resultados del tercer trimestre, el consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, ha adelantado que habrá 1.223 el próximo 1 de noviembre (un 20% del total) y a continuación se producirán dos grandes ventanas más, a principios de enero y el 1 de marzo.

Así, a cierre del primer trimestre habrán salido unas 4.500 personas y el 30% restante irán saliendo de manera gradual durante el resto del año. “Nos quedan dos trimestres muy intensos, en este afrontamos la integración tecnológica para que los clientes tengan acceso a todos los productos y servicios” y en el primero de 2022, se producirán dos oleadas de salidas.

El CEO de Caixabank ha asegurado que una vez que completen la fusión, y pese al cierre de 1.500 de oficinas, tendrán “la mayor red de sucursales de España”. Al respecto ha recordado que no van a abandonar ninguna población, se encuentran en 2.900 municipios de la España rural y en 360 de ellos son la única entidad. “Hemos tomado el compromiso y no nos vamos a ir”, ha insistido.

A corto plazo, el reto más importante es el de la integración tecnológica, prevista para el 12 de noviembre. Ese día toda la bse de datos de Bankia pasará a la de Caixabank y en adelante, todas las oficinas empezarán a trabajar con las mismas aplicaciones informáticas.

Asimismo, esto traerá los primeros cambios en los productos de los clientes: la desaparición de la app de Bankia y modificación en las condiciones de las cuentas. “La red de particulares todavía está marcada por dos plataformas tecnologías distintas, aunque desde hace tiempo comercializamos productos de Caixabank en ambas entidades” ha añadido. Por eso, cuando se produzca esta fusión, se dará “un gran salto”. El equipo lleva trabajando en ello 12 meses.

No habrá más salidas que las anunciadas

El ERE de Caixabank recibió 2.000 adhesiones más, respecto a la cifra de salidas pactadas, preguntado por si aceptarán estas peticiones, el consejero delegado ha comentado que el proceso de reestructuración de plantilla se cerró para “una cifra concreta”, 6.452 y solo podrán salir las que se acordaron.

En cuanto a las sinergias anunciadas por la operación de fusión, ha destacado que de los más de 600 millones de euros estimados, un 80% ya se refleje en las cuentas de 2022, cuando se cumpla un año integración de los dos bancos.

Si todo avanza según lo previsto y después de las tres integraciones (personal, oficinas y tecnológica), Caixabank presentará su nuevo plan estratégico. “Tenía más sentido hacerlo una vez haya acabado la integración para que cuando presentemos el plan hablemos de una única entidad y por eso hemos acelerado le proceso lo máximo posible”, ha concluido.