Cellnex: Reino Unido e Italia investigan la adquisición de las torres de Hutchison

La compañía de telecomunicaciones española deberá esperar a que ambos países europeos se pronuncien para cerrar la compra de torres

Cellnex.

La compra de las torres de Hutchison por parte de Cellnex llega a los organismos de competencia de Italia y Reino Unido, dos países en los que se reforzó con la adquisición de más activos.  La compañía de telecomunicaciones española deberá esperar a que ambos países europeos se pronuncien sobre la operación. 

Tanto la Competition and Markets Authority (CMA), en Reino Unido, como Autorita’ Garante della Concorrenza e del Mercato, en Italia, deben decidir si esta operación entraña algún tipo de problema para el resto de competidores.

La operación se remonta al pasado noviembre, mes en el que Cellnex anunció la compra de 24.600 torres de Hutchison por 10.000 millones de euros.

Ahora, toca esperar a que los organismos de competencia. Este tipo de procesos, además de habituales, acostumbran a ser largos y a dilatarse en el tiempo. De entrada, el regulador italiano ha fijado que la investigación debería concluirse en un plazo de 45 días.

Operación clave para Cellnex

Con la firma de las torres de Hutchison en Europa, la compañía de telecomunicaciones lograba así 24.600 emplazamientos, que se repartían en Austria, Dinamarca, Irlanda y Suecia, además de Italia y Reino Unido.

En los cuatro primeros países mencionados aterrizaba por primera vez, pero en los otros dos reforzaba su posición. Se trataba de una operación clave para el desarrollo del negocio de la compañía, pues gracias a ellas superaba ya los 100.000 emplazamientos en el Viejo Continente.

Fue la compra más importante que ha llevado a cabo Cellnex desde que salió a bolsa en 2015. Atrás quedaron las compras llevadas a cabo por primera vez en Portugal (300 millones), Reino Unido (2.500 millones de euros) y Polonia (800 millones de euros).