El IBEX se desploma por el pánico al Covid-19 y la caída del petróleo

El selectivo español vive su peor jornada desde el ‘brexit’ y se deja el 8% de su valor arrastrada por los principales índices del planeta

La bolsa española vivió este lunes una jornada negra y siguió el desplome de los principales índices mundiales por el pánico al coronavirus y la caída del 30% del precio del petróleo. El IBEX perdió los 8.000 puntos al dejarse el 7,96% de su valor en un solo día, la peor sesión registrada desde el anuncio del brexit. Compañías como Repsol, Banc Sabadell y Arcelormittal cayeron más del 15%.

El descenso solo queda superado por los registrados tras la invasión de Irak en 1991 (-8,49%), la caída de Lehman Brothers en la crisis de 2008 (-9,14% y -8,16%) y el brexit (-12,35%). Así, el IBEX quedó en 7.708,7 puntos frente a los 8.375 en los que cerró la jornada anterior. El selectivo arrancó el 2020 en 9.691 puntos.

El IBEX solamente es una víctima más del pánico al coronavirus. El mercado responde a las medidas de contención impuestas por las tres principales economías de la zona euro: Alemania, Francia e Italia, especialmente esta última. La puntilla la dio Arabia Saudí, que anunció un incremento de la producción de petróleo, lo que llegó a derribar el precio del barril de Brent hasta el 31%, en mínimos desde 2016.

De este modo, los principales selectivos del planeta se tiñeron de rojo. Si los principales índices asiáticos rondaron caídas de entre el 3% y el 5%, la bolsa de Italia se desplomó el 11,17%, el Dax alemán descendió al ritmo del 7,94%, el Cac francés perdió el 8,39% de su valor y el FTSE londinense se dejó el 7,69% de su volumen.

Golpe a Repsol y al sector bancario

Los inversores huyeron de las empresas más dependientes del precio del petróleo. El farolillo rojo se lo llevó Arcelormittal, que se dejó el 17,32% y se erigió como el peor valor del IBEX. La siguió Repsol, que cayó el 15,13%. La energética que preside Antoni Brufau se está contagiando de la crisis del virus por dos lados: por la inseguridad que genera en los inversores –como el resto de empresas– y por su impacto en el precio del petróleo.

También fue especialmente castigado el sector bancario, con Banc Sabadell liderando el descenso con una caída del 15,8%. El resto de entidades también vistieron de rojo: Banco Santander perdió el 11,97%, Bankia descendió el 9,09%, Bankinter se desplomó el 10,41%, BBVA bajó el 13,21% y Caixabank cayó el 8,38%.

La banca también se hunde en las bolsas europeas por los rumores de que el Banco Central Europeo (BCE) podría seguir a la FED y bajar el precio del dinero. El sector hace años que espera que los tipos se recuperen para empezar a ganar rentabilidad, pero por el BCE ha ido demorando ese momento y actualmente, la situación parece exigir la decisión contraria, lo que lanza malas previsiones sobre los beneficios de los bancos este año.

A la abrupta caída se sumó el sector turístico, ya habitual desde el estallido de la crisis del coronavirus. International Airlines Group –la matriz de Iberia y Vueling— y Meliá perdieron más del 30% de su valor en las últimas dos semanas por la caída de reservas y vuelos. Este lunes, la primera perdió el 3,8% y la segunda cayó el 6,96%. Aena, el gestor aeroportuario español, descendió el 6,59%.

 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.