El Ibex ya prefiere Portugal: Iberdrola premia con 3.000M en renovables su facilidad administrativa

El primer ministro de Portugal, António Costa, ha presentado desde la planta solar Alcochete los nuevos procedimientos para agilizar los proyectos renovables

Iberdrola

Presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

Iberdrola lo tiene claro: donde haya más facilidades para invertir pondrá su dinero. Ya lleva un tiempo haciéndolo con Estados Unidos; y ahora lo ha vuelto a hacer con Portugal. Y es que la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán tiene previsto invertir 3.000 M€ en el país vecino tras el anuncio de que facilitará los procesos burocráticos en materia renovable. 

Este anuncio llega después de que el Gobierno portugués de António Costa haya anunciado los nuevos procedimientos de concesión de permisos ‘Simplex’ para fomentar el rápido despliegue de la energía limpia. La incorporación de estas tramitaciones al programa ‘Simplex’ para agilizar y modernizar la administración pretende acelerar la respuesta al doble reto que supone la crisis climática y energética en Europa. 

Y no solo eso. Esta circunstancia se da en un contexto complejo en España, donde el Gobierno no ha sido capaz de acelerar la entrada en el sistema eléctrico de los proyectos renovables. Al menos, no se está haciendo con la velocidad que demandan las empresas y la sociedad en su conjunto.

Ante este escenario, Iberdrola ha reafirmado su compromiso con las energías ‘verdes’ en Portugal y ha anunciado que acelerará sus inversiones para ampliar la capacidad renovable del país durante el encuentro que han mantenido este miércoles el primer ministro de Portugal, António Costa, y el presidente del grupo Iberdrola, Ignacio Galán.    

Así, Sánchez Galán ha ratificado los planes de la compañía para apoyar la transición energética en este país, en el que Iberdrola cuenta ya con proyectos en construcción que le permitirán triplicar su capacidad fotovoltaica para 2023. De esta forma, a finales del próximo ejercicio, las inversiones del grupo en Portugal superarán los 2.000 millones de euros. Adicionalmente, la empresa tiene previsto destinar 3.000 millones de euros en los próximos años a proyectos solares, eólicos y de almacenamiento, así como a nuevas soluciones como el hidrógeno verde. 

Iberdrola crece en Portugal  

El encuentro ha tenido lugar en las plantas solares Alcochete I y II (46 MW), en el distrito de Setúbal (región de Lisboa), cuya construcción, que acaba de concluirse, se ha realizado en solo ocho meses. El complejo, ubicado en la localidad de mismo nombre, ha implicado una inversión de cerca de 40 millones de euros y ha generado durante su construcción hasta 180 empleos, la mayoría ocupados por trabajadores locales. 

Galán ha insistido en acelerar la aplicación del Pacto Verde Europeo y el paquete REPower de la Unión Europea. «Gracias al impuso de la Comisión Europea se han tomado valiosas dicciones en los últimos meses. Pero también ha quedado claro que todos los Estados miembros deben trabajar de forma coordinada para completar el mercado único de la energía en Europa», ha señalado. 

El presidente de Iberdrola ha destacado la estabilidad de las perspectivas regulatorias en Portugal y el enfoque dinámico de los procesos de concesión de permisos como los factores clave para la apuesta de Iberdrola por aumentar sus operaciones en el país. 

3.000 nuevos MW solares en la península ibérica 

La península ibérica cuenta con un alto potencial en el futuro suministro de energía limpia en la Unión Europa. Los planes para reducir la dependencia de los combustibles fósiles suponen una gran oportunidad para un territorio con importantes recursos de sol y viento.  

Iberdrola, que se ha consolidado como el principal promotor de energía solar fotovoltaica, está ya desarrollando en la actualidad proyectos que suman más de 3.000 nuevos MW fotovoltaicos, repartidos prácticamente a partes iguales entre España y Portugal. De esta forma, la compañía casi duplicará su capacidad instalada de esta tecnología, que actualmente supera en la península ibérica los 2.330 MW, ubicados casi en su totalidad en España.

Raúl Masa