Indignación de los hoteleros con el Gobierno: los viajes del Imserso, retrasados ‘sine die’

El sector advirtió que los viajes no empezarían en octubre y ahora prevé que se retrasen aún más y empiecen entre diciembre y febrero

Tres señores jubilados en la calle en una imagen de archivo. Foto: EFE.

El Ministerio de Derechos Sociales realizó la adjudicación provisional de los viajes del Imserso el pasado 7 de octubre. Es decir, anunció qué empresas serán las que gestionen los contratos de estos viajes. Pero ahora, las adjudicatarias deben presentar toda la documentación requerida por el Gobierno y para ello cuentan con un mes de plazo. 

Después se realiza la adjudicación definitiva, pero a continuación se abre un plazo de otros 20 días para que las empresas pueden presentar recurso. En el mejor de los escenarios, si ninguna empresa presenta recurso, se formaliza el contrato y se empiezan a mandar las cartas a los jubilados. 

En este caso, los viajes empezarían como pronto a finales de noviembre (con dos meses de retraso respecto a años anteriores). Pero si ocurre lo contrario y las empresas no adjudicatarias deciden recurrir (algo que sucede con frecuencia), se paralizan de nuevo estos viajes y se podrían reanudar entre diciembre y febrero. 

Desde la Asociación empresarial hotelera y turística, Hosbec, recuerdan que las empresas del sector llevan advirtiendo a la Secretaría de Estado de Turismo, al ministerio de Turismo y al de Derechos Sociales, desde el año pasado, de que se producirían estos retrasos.  

El interés siempre ha sido que los pliegos salieran con mucho tiempo de antelación, antes del verano, para poder solventar cualquier inconveniente (como los recursos) y empezar a enviar las cartas a los pensionistas en septiembre.  

En 2019, el último año que se celebraron estos viajes, la adjudicación se hizo el 29 de agosto y los pensionistas empezaron a contratar sus viajes solo dos semanas después. Por ello, los primeros viajes se realizaron en la segunda quincena del mes de octubre.  

Hosbec y Cehat (confederación española de hoteles y alojamientos turísticos) se han mostrado muy críticos con la gestión del Gobierno de este año. Por una parte, recuerdan que el año pasado no hubo viajes con motivo de la pandemia. Lo entienden, pero les ha penalizado.  

Por otra, no conciben como después de un año y medio sin actividad, el Imserso no publicó los pliegos hasta el pasado mes de julio. El Imserso justifica que los viajes no se podían reanudar hasta que “existiera una situación de seguridad razonable respecto al Covid-19″. Un aspecto que finalmente se ha logrado gracias al avance en la vacunación. 

Pero los hoteleros opinan que “el Covid no puede ser la excusa para todo” y el Imserso tendría que haber sacado los pliegos en mayo, cuando acabó el estado de alarma, para ir avanzando en la tramitación. Y si llegado el momento, la situación sanitaria hubiera empeorado, “estos viajes se paralizan y todo el mundo lo entendería” señala Nuria Montes, secretaria general de Hosbec. 

«El Gobierno aseguraba que los viajes empezarían en octubre»

Montes recuerda que el Gobierno ha insistido durante todo este tiempo en que los viajes saldrían en octubre y finalmente esto no será así, tal y como llevan meses advirtiendo. “Han destrozado un programa de éxito, como es el del Imserso, que lleva en pie 35 años». 

Las asociaciones explican que una vez se haga la adjudicación definitiva, las empresas turísticas necesitan unos 40 días para poner todo en orden. Las agencias para vender los viajes y las hoteleras o empresas de transporte para contratar más personal. 

Sería una sorpresa para el sector que no se presenten recursos, porque siempre lo hacen”, destaca. Por ello prevén que los primeros viajes no se realicen hasta como mínimo diciembre, aunque ven probable que se retrasen a enero o febrero. 

“Lo bueno” es que algunos jubilados “hartos de esperar” están empezando a viajar por su cuenta ya que existen viajes organizados a través de los centros de mayores o con las agencias de viaje de confianza. “Hay muchas ofertas en el mercado libre, con total libertad para viajar donde quieran y cuando quieran a precios competitivos”.  

La CNMC resuelve la disputa con Logitravel 

Entre tanto, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha resuelto la incidencia entre Traveltino (Logitravel) y Halcón Viajes con el objetivo de no retrasar más estos viajes.  

Todas las empresas que se presentan al concurso pueden enviar un informe a la Mesa de Contratación con posibles incidencias. El grupo Logitravel lo hizo y explicó que no contaban con ninguna agencia en Arucas (Gran Canarias) y que la única que existe en el municipio es propiedad de Viajes Halcón.  

“Una empresa que se negó, sin más, a llegar a cualquier acuerdo con nosotros”, explican a Economía Digital. Ante esta conducta, el Imserso se vio obligado a dar traslado a la CNMC para que juzgara si la conducta de Viajes Halcón quebrantaba la Ley de Defensa de la Competencia.  

Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe
Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe

Se acordó por tanto, suspender la decisión sobre si se admitía o no la licitación de esta compañía. En estos casos, la CNMC estudia si hay incoación. De ser así se abre un expediente y cuenta con 18 meses para resolver, la otra opción es resolver la solicitud sin mayor incidencia, como ha ocurrido.  

En concreto, ha recomendado a Halcón Viajes que ceda el punto de venta de Arucas a Traveltino y ha pedido a la Mesa de Contratación del Imserso que le conceda un plazo de subsanación para que pueda cumplir con los requisitos. Asimismo, ha pedido a Halcón Viajes que justifique por qué se negó a llegar a un acuerdo en Canarias. 

Fuentes cercanas al Gobierno revelan que Halcón Viajes ya le ha dado este punto de venta a Traveltino. De esta manera ha quedado resuelta la incidencia que afectaba a uno de los tres lotes, el que gestiona los viajes a las islas, costa peninsular y circuitos interiores.  

Cristina Hidalgo