La plantilla del Sabadell endurece las movilizaciones por el ERE

Los empleados del banco harán paros de 15 minutos, concentraciones en horario de tarde e incluso planean una jornada de huelga

César González-Bueno, CEO del Banco Sabadell

César González-Bueno, CEO del Banco Sabadell

Los trabajadores del Banc Sabadell están convocados este jueves a la primera movilización por el ERE. Será en Oviedo, frente a la sede de la entidad, aprovechando la visita del presidente, Josep Oliu, que acudirá a la entrega de los premios Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica. 

Pero esta será la primera de muchas, los sindicatos contemplan que durante el próximo mes harán paros de 15 minutos, concentraciones en horario de tarde e incluso jornadas de huelga.

La decisión se tomará el jueves, día que empieza el periodo de negociación formal del ERE, y una vez se ponga de acuerdo toda la representación laboral. Hay más de 10 sindicatos presentes en la negociación y hasta este martes no han conocido cuál será el calendario de negociación (8 reuniones antes del 15 de octubre). 

“Se trata del primer ERE del Banco Sabadell y también de la primera huelga” justifican fuentes sindicales. Antes de que la entidad se quedara con Banco CAM hubo uno, pero nunca se ha producido dentro del propio banco, recuerdan.

Los sindicatos aquejan que en menos de un año el banco que dirige César González-Bueno vaya a prescindir de casi 4.000 empleados y que en las cuatro reuniones celebradas en las últimas semanas no se hayan tenido en cuenta sus propuestas alternativas al ERE. Entre ellas, prejubilaciones, jubilaciones, recolocaciones en otras filiales del grupo, o recuperar trabajos externalizados.

El objetivo es “evitar despidos forzosos” insisten. También que la movilidad geográfica pueda afectar a toda la plantilla y a modificar sustancialmente las condiciones laborales de los que queden en el banco. 

Aunque empecemos a acostumbrarnos, las huelgas en la banca no se veían desde hace años. La plantilla de BBVA dio el primer paso en junio, ese mes también le siguió Caixabank, y ambas protestaban contra el ERE.

En los últimos 30 años se ha hecho alguna huelga a nivel regional o local, pero no a nivel estatal, la última que se recuerda fue en 1991. Sin embargo, este año ya son tres entidades financieras las que deciden recurrir a ella para parar los despidos.

Loa ajustes de plantilla y oficinas en el sector han creado una preocupante alarma social. En los últimos doce meses, el Banco Santander, Banc Sabadell, BBVA, Caixabank y Unicaja Banco han puesto encima de la mesa casi 20.000 despidos.

El el caso de Caixabank y Unicaja con motivo de sus respectivas fusiones, el primero con Bankia y el segundo con Liberbank. Se desconoce a cuantas personas afectará el ERE de Unicaja, de momento el banco ha convocado a los sindicatos la próxima semana.

En el caso de Sabadell, es la segunda vez en menos de un año que propone un ajuste de empleo. El año pasado de 1.800 y este de más de 1.900. La entidad señala que el esfuerzo realizado con el último plan no ha sido suficiente para seguir siendo competitivos y garantizar la sostenibilidad del banco.