Patrocinado por

Los inquilinos de Aena tiran la toalla este verano

Los comerciantes de los aeropuertos denuncian que no habrá un verano normal hasta que vuelvan los turistas ingleses

Aeropuerto de Aena

Aeropuerto de Aena

La disputa entre los inquilinos de Aena y la compañía está lejos de resolverse. Los primeros tienen una cosa clara, y es que quieren que el alquiler de sus locales se adapte al flujo real de pasajeros.

“Si el flujo cae, pagamos menos y si sube, mas. Nos tienen que adaptar el contrato” reclaman desde la Asociación Española de Operadores Comerciales de Aeropuertos, AEOCA, que reúne a 32 empresas del sector retail y de restauración.

Hasta que no vuelvan los turistas ingleses, no volveremos a tener un verano normal”, insisten, y en consecuencia la afluencia de pasajeros en los aeropuertos no será la misma. De hecho, acogiéndose a las mismas cifras que pronostica Aena, no creen que el tráfico de pasajeros vuelva a los niveles pre pandemia hasta entrado 2024.

Desde Aena justifican que, en las zonas no operativas, por ejemplo, las terminales que aún no han abierto, los locales permanecen cerrados y no se les obliga a abrirlos. Además, señalan que los inquilinos tienen un descuento del 100% de las rentas mínimas garantizadas.

En concreto, la empresa que preside Maurici Lucena puso encima de la mesa más de 800 millones de euros en descuentos. Para el período más duro de la pandemia, durante el primer estado de alarma del 100% de la renta, y desde 21 de junio de 2020 y hasta el 8 de septiembre de 2021, un descuento del 50%.

Sin embargo, los de AEOCA protestan porque estos descuentos solo son reales si se acepta la totalidad del acuerdo, es decir, de aceptarlo tienen que pagar aunque los establecimientos estén cerrados para poder beneficiarse de esta rebaja, y se niegan.

“Enero, febrero y marzo ha sido devastador, es cierto que el tráfico va subiendo y en junio empieza a mejorar, pero hay zonas donde no pasa nadie y en términos operativos no nos merece la pena abrir”, aseguran.

En Aena también defienden que ningún arrendatario ha solicitado resolución de contrato, lo que supone que muchos inquilinos prevén que se recupere la actividad y los beneficios. Sin embargo, las empresas consultadas por Economía Digital explican que “no pueden” pues si resuelven el contrato les cobran penalización, avales, fianza…

Uno de ellos paga 600.000 euros al año y si decide irse tiene que desembolsar más de 4 millones de euros porque tiene varios locales. “No podemos asumirlo, por eso la mayoría de asociados hemos llevado a la justicia el asunto y entre tanto pagamos la renta variable”.

“Hay veces que cerrar es la mejor de las peores soluciones”

En cuanto a la carta que Aena ha enviado a los restaurantes que por contrato tienen la obligación de abrir, la respuesta es unánime: “hay veces que cerrar es la mejor de las peores soluciones”.

Los arrendatarios de locales de restauración aseguran que Aena no les tiene que obligar a abrir porque están deseando hacerlo, quieren volver a trabajar después de 15 meses de pandemia, pero “después del invierno y sin nada de caja, solo pedimos hacerlo si aumenta el tráfico”.

Fuera de esta asociación hay otras compañías como Duty Free, SSP, Areas y Eat Out que tienen el 80% del negocio y tampoco han podido abrir a pleno rendimiento. Por ejemplo, el grupo Areas, que dispone de varios negocios en 19 aeropuertos en España (entre ellos de Burger King o Starbucks) tiene abierto 51 establecimientos en 13 aeropuertos, frente a los 220 que tenía antes de la pandemia.

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena. EFE/Zipi/Archivo
El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena. EFE

Es decir, es solo ha abierto un 22% de ellos y además, no tienen planificación de nuevas aperturas, van decidiendo en función de la evolución de la pandemia y la reapertura de fronteras. Por su parte, uno de los miembros de AEOCA que dispone de 9 tiendas, ya ha abierto 7.

“Cada uno va a un ritmo, pero el problema se extiende a todos” comentan. Desde la asociación de comerciantes del aeropuerto creen que la propuesta de Aena no es justa, equilibrada y proporcional. Y recuerdan que siguen sufriendo los efectos de esta crisis, pues a día de hoy “Aena tiene un 80% menos de pasajeros que en niveles pre pandemia”.

Entre tanto confían en la justicia, e incluso en los políticos, porque su problema ya ha llegado al Congreso y cuenta con el respaldo de Esquerra, Ciudadanos, PP y Vox. Pero concluyen que el gestor aeroportuario está “inflexible desde hace meses” y el problema no se solucionará en la época estival.

Cristina Hidalgo