Movistar Prosegur Alarmas tira los precios para lanzarse en su guerra contra Securitas Direct

La seguridad privada en el hogar en España es un negocio que todavía está por descubrir

Telefónica

El negocio de la seguridad privada en el hogar está en pañales. En España hay más de 25 millones de unidades inmobiliarias, y sin embargo se cuentan en unos pocos millones las instalaciones de alarmas que están en activo. Por lo tanto, se trata de un mercado por explotar. En este contexto, Movistar Prosegur Alarmas tiene como objetivo dar caza a Securitas Direct lo antes posible. Y los precios, así como las promociones de entrada, serán las grandes claves, sobre todo en el periodo prevacacional.

Así lo explica a ECONOMÍA DIGITAL el director de Marketing de Movistar Prosegur Alarmas, César Cogolludo, que asegura que son «conscientes de que es en los periodos vacacionales, cuando la gente ve más la necesidad de ponerse una alarma dado que es cuando las viviendas quedan más desprotegidas«. Por ello, adelanta que reforzarán la campaña de cara al verano con la estrategia que tiene marcada la compañía: «democratización del sector de las alarmas y últimas tecnologías».

Aunque todo esto viene acompañado de algo lógico: precios que se adaptan a todo tipo de núcleos familiares. Además, desde Movistar Prosegur Alarmas explican que han «eliminado las barreras de entrada (cuota de alta e instalación), aplicado una política de transparencia en precios y disminuido las permanencias tradicionales en el sector».

Junto a estas estrategias de precios y promociones, la compañía de seguridad, que se beneficia de su unión con Telefónica, también tiene un gran apuesta en materia de innovación. «Además del precio y la transparencia, en Movistar Prosegur Alarmas tenemos claro que la innovación tecnológica es fundamental para liderar el segmento, lo que permite ampliar los casos de uso que los clientes pueden hacer de su sistema de alarma», asegura César Cogolludo.

España: un negocio por descubrir

«Actualmente, queda mucho camino que recorrer. Según una encuesta reciente que hemos elaborado, pudimos observar que un 40% de la población española ve la necesidad de tener una alarma en sus hogares. Los españoles cada vez dan más importancia a la seguridad tanto en su vivienda como fuera de ella». Con estas palabras, el directivo de Movistar Prosegur Alarmas deja clara cuál es la gran motivación para seguir creciendo.

«Además, continúa creciendo la penetración de sistemas de alarma en pisos en altura, debido a las capacidades de control de incluyen nuestros sistemas y que aumentan la usabilidad del servicio a unos precios verdaderamente asequibles para la mayoría de la población».

Una cuestión importante tiene que ver con la sensación de que estos servicios son para cierto tipo de clientes con «mayor capacidad de renta», algo que César Cogolludo aclara. «Actualmente, la idea de que las alarmas solo son adquiridas por clientes con alta renta cada vez está más alejada. En este sentido, en Movistar Prosegur Alarmas adaptamos nuestros productos para satisfacer las nuevas demandas de los consumidores y favorecer la democratización de este servicio en España, con una oferta que se adapte a todos los bolsillos y necesidades».