Repsol entrará en el negocio italiano de las renovables antes de 2025

La compañía energética sitúa a Italia como un punto estratégico de su internacionalización tras haber dado el salto a Estados Unidos y Chile en el último año

Repsol

Consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol ya prepara la hoja de ruta para ampliar su expansión internacional en el campo de las renovables. Después de haberse hecho un hueco en los mercados de Estados Unidos y Chile en el último año, la compañía española planea ahora su desembarco en Italia para antes del año 2025 con el objetivo de mejorar su cartera de energía verde.

La empresa dirigida por Josu Jon Imaz ha situado el territorio italiano como uno de los puntos estratégicos para avanzar en la transición ecológica a lo largo de la próxima década. Su rol se ha detallado en el marco de su ‘Low Carbon Day’, según ha publicado Europa Press.

Este paso supone un cambio de paradigma sobre su negocio en Italia, después de que la empresa se deshiciese de su red de 275 estaciones de servicio para traspasarlas a la compañía Tamoil. Repsol vendió su negocio de carburantes que concentraba a más de un millar de clientes como parte de los cambios previstos en su Plan Estratégico 2021-2025. Y ahora ese hueco se explotará con renovables.

Repsol apuntala su estrategia de internacionalización

El grupo español inició ya en el 2020 su proceso de internacionalización junto a Ibereólica Renovables lo que le permitió lanzar sus primeros proyectos en este campo en Chile. El objetivo pasa por haber alcanzado plantas de generación verde con 2.600 megavatios de producción en 2030 en el país sudamericano.

El siguiente paso lo dio con su entrada en Estados Unidos. En mayo, la compañía energética española se hizo con el 40% de Hecate Energy, un desarrollador de proyectos fotovoltaicos y de almacenamiento de energía que le abre la puerta a poner en marcha nuevos puntos de producción al otro lado del Atlántico.

La empresa estadounidense ya prepara e desarrollo de nuevos proyectos fotovoltaicos con más de 16,8 gigavatios, algo que Repsol podría llegar a controlar en solitario si decidiese completar la compra del accionariado en un plazo de tres años.

Repsol invertirá 6.500 millones de euros en renovables en 4 años

Con estos dos pilares sobre la mesa, ahora la compañía energética se ha propuesto también crecer en Italia para ampliar su estrategia a nivel internacional. El objetivo final pasa por haber invertido 6.500 millones de euros a nivel global para el desarrollo de proyectos bajos en carbono de aquí al 2025.

El grupo español persigue elevar el volumen de inversiones destinadas a las renovables hasta el 35% de sus movimientos para cumplir con sus metas de desarrollo sostenible. En el año 2030, la capacidad de generación renovable debería representar un 60% por encima que el volumen actual.