Santander se estrecha el cinturón en Reino Unido: cierra más oficinas de las previstas 

El banco que preside Ana Botín integrará y cerrará oficinas hasta marzo de 2023 porque los clientes optan cada vez por los canales digitales

Una oficina del Banco Santander

Santander vuelve a anunciar ajustes en la red de sucursales de Reino unido. El banco que preside Ana Botín llevará a cabo algunos cierres e integraciones hasta marzo de 2023 con el objetivo de reducir su red a 444 oficinas, esto es un 30% menos de las que tenía en el inicio de la pandemia  

Entre 2020 y 2021 Santander ha llevado a cabo un proceso de reestructuración en toda Europa, tanto de oficinas como de empleados, para reducir los costes en 2.000 millones de euros. En UK anunció el cierre de cuatro sedes centrales y un centenar de sucursales en marzo del año pasado, en total, una quinta parte de su red. Pero entre los que ya ha efectuado y los que va a realizar, superará esta cifra.  

El banco también ha reducido los horarios de atención al público en las oficinas de Reino Unido. Desde el verano las sucursales abren una hora y media menos de lo que lo hacían normalmente. La plantilla no se ha visto afectada por este motivo, ya que los trabajadores está reforzando los canales de atención telefónica cuando no están de cara al público.

Según explicó Santander hace unos meses este cambio se producía porque los clientes se comunican cada vez más con el banco por los canales digitales y menos por las oficinas. El avance de la digitalización también está detrás de los cierres anunciados ahora.  

El uso de sucursales por parte de los clientes continúa cayendo y hemos tomado la decisión de consolidar nuestra presencia en un par de áreas donde tenemos sucursales cercanas y cerrar un par de sucursales donde sabemos que es probable que nuestros clientes tengan otras alternativas”, indica un directivo del banco en un comunicado. 

Santander UK integrará la sucursal de St Peter’s Street en Market Place y las de Midsummer Place y Grafton Gate las unificará para convertirlas en un Work Café que abrirá en uno de los edificios centrales del banco en Londres, Unity Place. 

Los Work Café de Santander, que empiezan a extenderse por todos los mercados donde opera el grupo, combinan espacios de reuniones y trabajo gratuitos con servicios financieros y cafetería. El nuevo, ubicado en Milton Keynes, será el segundo en el Reino Unido tras la apertura de uno anterior en Leeds, explica el banco.  

La entidad también bajará la persiana dos sucursales en Bluewater y Sheffield Meadowhall porque el número de clientes que acuden de manera presencial sigue disminuyendo de manera constante desde hace tres años, añade el Santander. Las transacciones en ventanilla se han reducido en más del 55% entre 2019 y 2021.  

Tras estos cambios, Santander contará con una red de 444 oficinas en cuatro meses, frente a las 564 con las que inició 2021 o las 616 de 2020. En el mismo tiempo su plantilla se ha reducido en más de 3.600 personas. La entidad recoge en sus últimas cuentas un impacto de casi 300 millones de euros para llevar a cabo estos ajustes.