Telefónica vende a KKR el 60% de su filial de fibra en Chile

La compañía sigue con su política de reducir la exposición en Latinoamérica

Nueva venta de Telefónica. La multinacional española ha alcanzado un acuerdo con KKR para desprenderse de la mayoría de InfraCo, sociedad que se encarga de operar y desplegar fibra óptica al hogar (FTTH) en Chile. Esta operación supone que la compañía de telecomunicaciones venderá el 60% de la sociedad chilena InfraCo al fondo estadounidense, pero se reservará el 40% restante.

El objetivo de la compañía presidida por José María Álvarez- Pallete es reducir su exposición en la región de Hispanoamérica. Con esta operación, además, Telefónica rebajará su deuda financiera en aproximadamente 400 millones de euros.

La transacción valora InfraCo en aproximadamente 800 millones de euros, lo que supone fijar el precio de la operación en casi 500 millones de euros.

La transacción será sometida ahora a la consideración de las autoridades de competencia

Como parte de la transacción, Telefónica Chile venderá a InfraCo aproximadamente dos millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra óptica hasta el hogar (FTTH), según ha reconocido la propia compañía en un hecho relevante enviado en la noche de este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Laura Abasolo, directora general de finanzas de Telefónica y responsable de la división de Hispanoamérica, asegura que “la transacción cumple los objetivos del nuevo modelo operativo y de gestión en la región, que está enfocado en el crecimiento rentable, la maximización del valor y en desarrollar nuevos modelos que permitan modular la exposición del grupo a la región”.

Pese a que la operación es firme, la compañía informa que la transacción será sometida a consideración de las autoridades de competencia. Se espera que su cierre se concrete en la primera mitad de 2021.

Con esta operación, Telefónica vuelve a apoyarse en KKR. La compañía es ya socia del fondo estadounidense en Telxius, la división de infraestructuras de la que también es accionista Pontegadea. Telxius vendió en enero su unidad de torres y ahora mismo es el propietario de activos como el cable submarino.

Telefónica, pendiente de más ventas

La operación de este lunes sigue la hoja de ruta marcada por Telefónica en noviembre de 2019. La compañía quiere replegarse en todos los países de Latinoamérica, a excepción de Brasil, ya sea con ventas completas de filiales o troceando activos.

En este sentido, la agencia estadounidense Bloomberg adelantó en 2020 que las plazas de Ecuador y Colombia también estaban cerca de venderse. Ambas filiales estaban en el radar de Liberty Latin America, un operador que tiene intención de expandirse en la región.

Las fuentes consultadas explicaron que ambas compañías habían mantenido conversaciones informales. Sin embargo, desde el momento de la primera publicación (14 de diciembre) no ha trascendido ninguna novedad al respecto.

Liberty Latin America ya se ha hecho con otras filiales de Telefónica fuera de Europa. Adquirió la unidad Costa Rica de Telefónica en 2019 por aproximadamente 500 millones de euros. La operación llegó tras la espantada de última hora de Millicom, quien se había comprometido en un primer momento con Telefónica.

Otra operación frustrada de Telefónica se registró en El Salvador. La compañía había llegado a un acuerdo con el grupo América Móvil, del empresario Carlos Slim. Pero las condiciones establecidas por la Superintendencia de Competencia, el regulador del país, para dar el visto buena a la aprobación regulatoria hicieron imposible que la venta prosperara.