Unicaja y Liberbank cerrarán su fusión en los próximos días tras recibir luz verde del Gobierno

El Ministerio de Asuntos Económicos comandado por Nadia Calviño autoriza la fusión por absorción de la malagueña y la asturiana

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.

Unicaja y Liberbank informan este lunes a la CNMV de que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, comandado por Nadia Calviño, autoriza la fusión por absorción de la malagueña y la asturiana.

También que las entidades tienen previsto completar la fusión “en los próximos días”, una vez se reciban las resoluciones en los expedientes regulatorios en curso, que en cualquier caso dan por hecho será antes de que finalice el mes de julio.

La resolución del ministerio de Economía llega casi tres semanas después de que la CNMC aprobara la operación en primera fase. Esto es, que está subordinada al cumplimiento de ciertos compromisos ya que el organismo ha detectado que la fusión supone “una amenaza” para la competencia en el mercado de sucursales a nivel provincial.

En concreto, a partir de 18 códigos postales en los que se produce solapamiento de sucursales, dentro de la provincia de Cáceres se ha identificado que en 3 de ellos, tras la fusión, solo quedará la nueva entidad y un único competidor
 
A pesar de que en estos 3 la entidad resultante no queda en situación de monopolio, tras comparar productos y condiciones ofrecidos por ambas entidades, la Comisión ha concluido que “podrían existir riesgos para los clientes“, tales como el aumento de comisiones o de empeoramiento de las condiciones para los actuales clientes de Liberbank en determinados productos.

Ante esta situación Unicaja se compromete a ofrecer sus productos en condiciones comerciales no peores a las ofrecidas por la entidad resultante durante un periodo de tres años.

El quinto banco más grande de España

Unicaja y Liberbank, que ya intentaron sin éxito fusionarse en 2019, anunciaron el pasado mes de octubre que volvían a intentar la operación.

Desde entonces, las acciones de la entidad que preside Manuel Azuaga se han revalorizado un 24% y las del banco que dirige Manuel Menéndez un 22%, ambas cotizan en el mercado continuo de la bolsa española y pasarán a hacerlo de manera conjunta cuando realicen el canje de acciones, previsiblemente a finales de este mes.

Según lo pactado en el acuerdo común de fusión, los accionistas de Liberbank recibirán 1 acción ordinaria de nueva emisión de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank. De esta manera, los accionistas de Unicaja Banco contarán con el 59,5% del capital de la nueva entidad, y los de Liberbank, el 40,5%.

Entre los dos concentran una capitalización bursátil de más de 2.100 millones de euros, 113.000 millones de euros de volumen de activos (lo que les convierte en el quinto banco más grande de España); tendrán presencia en el 80% del territorio nacional (siendo entidad de referencia en seis Comunidades Autónomas) y más de 4,5 millones de clientes.

Asimismo, sumarán unas 1.524 sucursales en España y algo menos de 9.000 trabajadores, según se indica en las cuentas trimestrales del primer trimestre, las últimas como entidades independientes. Las del segundo trimestre ya serán como entidad fusionada.

La nueva Unicaja concentrará un mayor número de plantilla en Málaga, que es donde está la sede actual de Unicaja. En esta ciudad cuentan con el 20% de sus trabajadores, 1.850 según fuentes sindicales. La ciudad andaluza se mantendrá como sede oficial pero también habrá centros operativos en Oviedo y Madrid.