Veolia acelera la opa sobre Suez

El gigante francés de agua y servicios anuncia el calendario de la oferta por el 100% del propietario de Agbar

Veolia tiene prisa por tomar la mayoría de Suez. El gigante francés de agua y servicios sabe que tiene a la cúpula de su rival en contra y quiere actuar rápido para dificultar el contraataque de Suez. Por ello, pretende acelerar la opa sobre la propietaria de Agbar.

La compañía que controla ya el 29,9% de su rival, que compró en octubre a la empresa pública Engie, ha anunciado este martes al regulador francés su intención de lanzar una opa lo antes posible. Concretamente, cuando el consejo de Suez se pronuncie a su favor. Veolia no esconde su objetivo, “acelerar el calendario” de la opa.

Esta empresa, líder en el suministro de agua en Francia, acordó la compra del 29,9% de Suez, su máxima rival, a Engie. El gobierno de Emmanuel Macron dio el visto bueno a la operación porque de la misma nacerá un campeón nacional, líder absoluto en el país y también con capacidad para competir internacionalmente.

Veolia asegura que convencerá al consejo de Suez y, si no lo logra, lo cambiará

La transacción se llevó ya a cabo a principios de octubre, por 3.400 millones de euros, lo que suponía 18 euros por acción. Una denuncia de los sindicatos, que no fueron informados de la operación, pareció frenar la operación, pero Veolia nunca se ha mostrado dispuesta a parar.

Esta era solo la primera parte de la operación. Pese a ser primer accionista con casi el 30% de las acciones, Veolia cuenta con la oposición frontal de la junta directiva de Suez. La cúpula de la compañía propietaria de Agbar y participada por La Caixa sabe que si su rival toma la compañía, las fusionará, Suez desaparecerá y sus cargos probablemente también lo hagan.

Veolia quiere evitar el contraataque de Suez

Por ello, según ha publicado la prensa francesa, Suez trabaja en una alternativa. Habría contactado con Amber, fondo de inversión que tiene una participación minoritaria en la compañía, para que lanzara una contraopa, y también habría estudiado vender algunos activos estratégicos para alejar a su rival, algo que no ha hecho, al menos de momento.

Así las cosas, Veolia tiene todavía que rematar la operación y ha dejado claro que no quiere esperar para activar la segunda parte de la misma: la presentación de la opa por el 100%. Pese a ser un movimiento defensivo –o de defenderse atacando–, la compañía asegura que convencerá a la cúpula de Suez para que esté en el mismo barco y no haya contraopa.

“El único obstáculo que impide que los accionistas de Suez se beneficien de una oferta pública de adquisición a 18 euros por acción es la oposición de la junta directiva de Suez”, dice el comunicado de Veolia, por lo que se muestra “convencida” de que conseguirá convencerla “en su forma actual o, en su defecto, tras una junta general”. Es decir, que si no lo logra, hará valer su mayoría para cambiar el consejo de administración.